h1

La cuestión de la calidad y el pago por contenidos

25 junio 2010

votar

Este jueves, tuve la oportunidad de asistir a una mesa redonda en el Instituto de Empresa organizada por el bufete de abogados Simmons & Simmons Mochales & Palacios. El tema de la convocatoria no podía ser más atractivo: “El impacto de las nuevas tecnologías en los medios de comunicación”. Al frente de las diferentes presentaciones se encontraban, además, representantes jurídicos de tres grandes grupos editoriales: Prisa, Vocento y Unidad Editorial. A diferencia de otras jornadas celebradas en los últimos meses, en esta ocasión iba a conocer la opinión del mundo jurídico acerca de la forma en que internet estaba afectando al negocio tradicional de los medios. ¿Conclusión? Para ellos, el impacto es poco menos que inquietante.

A lo largo de las diferentes intervenciones, no dejó de flotar una sensación de miedo e intranquilidad hacia lo que se avecina en el panorama mediático. El mantra que se repitió sin cesar durante la jornada fue “no al gratis total”, lo que dejaba clara la postura de las grandes editoriales españolas frente al impacto de internet: más tarde o más temprano, habrá que pasar por caja. La excusa para ello no fue la independencia del periodismo, sino la calidad de los contenidos.

Orbyt, la propuesta de Unidad Editorial

La más clara en este sentido fue Irene Lanzaco, directora de la asesoría jurídica de Unidad Editorial. No vaciló en acusar a Google de querer quedarse con una parte de los beneficios de los contenidos de pago de los editores con su proyecto Newspass, y dejó clara la posición de Unidad Editorial contra el concepto del acceso gratuito a la información amparándose en la demanda de los usuarios de contenidos de calidad. Pese a tener cerca a un representante de Vocento, no dudó en poner como ejemplo de poca calidad a la prensa gratuita, como Qué! La alternativa que planteó, claro, fue Orbyt. Y recordó que no ve a ninguna de las grandes editoras pasándose al modelo de acceso gratuito, pese a que mantendrán como hasta ahora su propuesta con Elmundo.es.

Abrió ronda Carlos Ulecia, adjunto al secretario general de Prisa. Él fue el primero en abordar la cuestión de los derechos de autor, la violación de los mismos y el hecho de que, en este terreno, han sido los fabricantes de la tecnología y no los autores los que pusieron las primeras reglas de juego. Asimismo, defendió que la prensa tiene la función principal de crear estados de opinión, frente a las funciones de la televisión (entretenimiento) y la radio (información). Yo pondría todos los peros del mundo a esta frase, que probablemente responde más al escenario de los medios hace un par de décadas.

Carlos Cano de Santayana, jefe de la asesoría jurídica de Vocento mostró las concepciones de lo que Google y Apple entienden por televisión, como una experiencia que no tiene que estar atada necesariamente al tradicional aparato receptor, sino que se fusiona con la nube de internet. Afirmó que aún no ha llegado lo que será el “cambio sustancial” de la Web, y cerró con una frase oída a una persona del sector: “el retorno de la inversión a medios sociales es estar vivos dentro de cinco años”.

Cerró las intervenciones Christian Taylor, socio de Simmons & Simmons en su oficina de París, quien realizó un repaso de la situación en Francia -no muy distinta a España- y Reino Unido, y recordó situaciones llamativas como la del Evening Standard, que en octubre de 2009 dejaba el modelo de pago para competir con la prensa gratuita.

El planteamiento generalizado, por lo tanto, fue que internet es una oportunidad para seguir haciendo negocio, pero siempre que sea cobrando como se ha hecho hasta ahora. La alternativa gratuita, en opinión de la industria, desembocará en menor calidad de los contenidos porque lo gratis se hace sin recursos. En mi opinión, sin embargo, hay varias cosas que debemos tener en cuenta y que me gustaría objetar:

  • El pago por contenidos no es nuevo. Lo que es nuevo es por qué tipo de contenidos se va a cobrar ahora (ya no va a ser únicamente la edición en PDF del periódico) y para qué clase de soportes (sí, pienso en el iPad, en los e-readers y en las tabletas que puedan salir al mercado).
  • Los propios medios que ahora buscan modelos de pago en internet son los mismos que, hace una década, aceptaron que ese acceso fuera gratuito. Si en su momento prefirieron competir en audiencia, es porque entonces pensaron que la publicidad sería suficiente para alcanzar la rentabilidad. Bienvenidos de vuelta al mundo real: no ha sido así. Pero, ¿todo este viaje ha sido negativo?
  • Si la gente joven no compra prensa ni se suscribe a los medios, tal vez sea porque lo que ha cambiado es la forma en que se consumen contenidos, y no el desinterés por los mismos. Por ejemplo, ¿realmente tenemos tiempo de leer uno o varios periódicos al día?
  • Asociar calidad a pago es injusto. ¿Por qué no puede tener calidad un producto gratuito? La calidad viene determinada, ante todo, por la profesionalidad y responsabilidad con la que se ejerce la profesión periodística y el derecho a la información. La tecnología no me hace mejor en mi trabajo; me hace mejor mi competencia para utilizarla.
  • Falta un modelo de pago. Como bien apuntó uno de los asistentes, los jóvenes no parecen dispuestos a suscribirse a un medio online, pero no tienen problema en pagar llamadas de móvil, tarifas planas de datos o descargas de juegos. Sí conciben pagar por recibir servicios, pero hace falta un poco de “pensamiento lateral”.

Mientras sigamos viendo internet como una amenaza y no como una oportunidad, la batalla va a seguir siendo dura.

Share/Bookmark

Anuncios

11 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Este jueves, tuve la oportunidad de asistir a una mesa redonda en el Instituto de Empresa organizada por el bufete de abogados Simmons & Simmons Mochales & Palacios. El tema de la convocatoria no podía ser más atractivo: “El …..


  2. No hemos encontrado el camino para hacer rentable los medios online.Los usuarios se han acostumbrado a tener gratis la información y es complicado reeducarlos. Pienso que el modelo debería sostenerse en la publicidad. Quizá podrían hacer un modelo en el cual incentivaran a la gente a comprar el papel para obtener acceso a la versión online…

    Veremos que ocurre… Nadie ha encontrado aún la fórmula mágica. Desde luego el mundo está cambiando.
    Los medios de papel tienen que cambiar la forma de hacer información porque no pueden competir con la inmediatez de los medios onlines. Deben ofrecer otro tipo de contenido con más profundidad.

    Los contenidos de calidad no deberían supeditarse a los beneficios. Si ofrecen un buen producto, seguro lograrán buenos números. Si vendes algo bueno y necesario la gente lo compra. El modelo de spotify o itunes son un ejemplo de ello.


    • Me comentaba ayer un cliente que tal vez le toque a los medios hacer un camino de parábola descendente: dejar que la gratuidad afecte a la calidad y, cuando ésta brille por su ausencia, volver a ofrecer contenidos de valor a un determinado coste. No creo que haya que ser tan radical, ni que el camino tenga que ser “hagamos malos contenidos, que cuando echéis de menos los buenos ya veréis cómo nos pagáis por ello”. Pero estoy contigo: hay que mirar Spotify y iTunes para sacar buenas lecciones. Cuando se da un valor añadido, se paga. Lo que es muy difícil es revertir la tendencia; hace mucho trabajé en una editorial que fue pionera con la primera revista sobre comercio electrónico, e.comm. Era gratuita y se enviaba a usuarios registrados. Cuando se quiso cobrar por ella y sacarla a quiosco, años después, el modelo se hundió. Nadie quería pagar por lo que siempre había tenido gratis.


  3. Un excelente resumen y mejor reflexión sobre un tema sobre el que todavía hay muchos interrogantes. Realmente lo interesante ahora sería ver nuevos modelos de pago, que los medios comiencen a apostar por pruebas atrevidas que permitan que los lectores acceder a un periodismo de calidad de forma asequible.

    Alguna vez leí, que algunos reconocidos periodistas freelance americanos querían probar algo así como una subasta de temas. Ellos propondrían sus lectores temas que podrían cubrir y los lectores apostarían por uno u otro aportando una cantidad de dinero, aquel tema que tuviera más financiación y por lo tanto permitiera la cobertura, sería el escogido.

    Suena bien, eso de permitir que el lector diga (y financie) sobre qué quiere informarse, pero qué pasa con los temas que a lo mejor no son tan agradables o que no están en nuestro abanico inmediato de intereses, pero son necesarios conocer y sobre los que los periodistas deben informar porque es su responsabilidad social.

    Habrá qué ver qué proponen los medios, los periodistas y sus audiencias.


    • Estoy de acuerdo contigo, Claudia. También es labor del periodista dar voz a los que no tienen voz y denunciar lo que no se conoce (si no lo hacen, ¿se podrá saber en todos los casos? ¿Tiene todo el mundo acceso a canales de información en internet como para avisar al resto de los ciudadanos de lo que sucede?). Si sólo se informara de lo que los lectores prefieren leer, no hay que ir muy lejos para saber qué temas se tratarían. Basta con ver, en cualquier medio online, el ranking de noticias más leídas para hacerse una idea. Merece la pena la reflexión.


  4. Creo que en lugar de comentar lo que puede o deja de hacer un solo periódico deberíamos fijarnos en lo que hace http://Youkioske.com
    donde se puede leer no solo este periódico sino toda la prensa diaria mas todas las revistas que encontramos en los quioscos totalmente gratis.
    Orbit no es una manera diferente de obtener información sino otro modelo de negocio para obtener más beneficios de los que ya tienen.
    Todo es cuestión de tiempo y lo saben, por eso gastan cientos de millones en mantener una gallina de huevos de oro que esta ya vieja, no es viable con la tecnología actual que solo puedan acceder a la cultura y el saber los que dispongan de recursos para pagar por ella. Es una pena que no vean que es imposible enfrentarse a la ingesta cantidad de mentes pensantes que hay detrás de un ordenador y no adapten su negocio a cobrar a sus anunciantes por el visionado de los mismos, sean en papel o en cualquier soporte digital, de esta manera la cultura llegaría a cualquier rincón del planeta financiada por el propio consumo de publicidad.


    • No conocía la propuesta de Youkioske. ¿Las ediciones digitales de estas revistas las suben las propias editoriales, o las digitalizan los usuarios? Me asalta la duda de la legalidad del sistema, al menos en España.


  5. No es cuestion de que los periodistas dejen de ganar sino que la las multinacionales que ganan tanto repartan entre sus empleados…..


  6. […] This post was mentioned on Twitter by Carlos Molina, Carlos Molina and Claudia P. Moreno A., Rosa del Blanco. Rosa del Blanco said: RT @molinaguerrero Animo a comentario en mi último post. ¿Realmente la calidad de la información es cuestión de dinero? http://ht.ly/236OJ […]


  7. Me comentaba ayer un cliente que tal vez le toque a los medios hacer un camino de parábola descendente: dejar que la gratuidad afecte a la calidad y, cuando ésta brille por su ausencia, volver a ofrecer contenidos de valor a un determinado coste. No creo que haya que ser tan radical, ni que el camino tenga que ser “hagamos malos contenidos, que cuando echéis de menos los buenos ya veréis cómo nos pagáis por ello”. Pero estoy contigo: hay que mirar Spotify y iTunes para sacar buenas lecciones. Cuando se da un valor añadido, se paga. Lo que es muy difícil es revertir la tendencia; hace mucho trabajé en una editorial que fue pionera con la primera revista sobre comercio electrónico, e.comm. Era gratuita y se enviaba a usuarios registrados. Cuando se quiso cobrar por ella y sacarla a quiosco, años después, el modelo se hundió. Nadie quería pagar por lo que siempre había tenido gratis.
    +1


  8. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: