h1

De vacaciones y desconectado por imperativo tecnológico

11 julio 2010

votar

Si alguien ha advertido mi falta de actividad en las últimas dos semanas, puede imaginarse el motivo: estoy de vacaciones. Es el momento perfecto para romper con la rutina, con la actividad cotidiana, con la monotonía que suele reservarnos el día a día. Como suele decirse, es el momento ideal para desconectar. Y eso es lo que me ha pasado: que he desconectado o, dicho con más propiedad, que me han desconectado.

Donde estoy, en la provincia de Cádiz, mi portátil no localiza ni una sola red Wi-Fi, ni abierta ni cerrada. Nada. No esperes que Telefónica te facilite las cosas porque estoy en una de esas zonas que se considera fuera de casco urbano y poco rentable para cablear (aunque haya varios miles de vecinos). Mi teléfono se vuelve loco: unas veces se engancha con Vodafone, otras con Yoigo y otras, las más, a Maroc Telecom. La cobertura, en todos los casos, es lamentable, así que no puedo pensar en conectarme a internet a través de 3G.

Podríamos pensar que hay un complot tecnológico para obligarme a volver a los canales tradicionales de comunicación, pero no es así. La televisión, ahora digital terrestre, me permite localizar numerosos canales locales a los que no tenía acceso el último verano que vine, pero dependiendo de la hora del día, se ven… o no. Algunos, de hecho, sólo pueden disfrutarse a trompicones y pixelados.

Todo apunta a un retorno a la prensa en papel. Olvidémoslo. En la urbanización en la que estoy, en una de las ciudades más importantes de la región, no existe ni un solo quiosco de prensa. No busques reparto de periódicos o revistas en otro tipo de establecimientos, porque las rutas no pasan por aquí. Parte de la culpa, probablemente, la tienen los vecinos. Por aquí se lee la prensa deportiva, pero sólo si encuentras Marca en la barra del bar al acercarte a desayunar.

Hay que desplazarse en coche varios kilómetros para encontrar un diario, y aún así, las cabeceras aparecen filtradas. Europa Sur y ABC están disponibles desde primera hora de la mañana. El Mundo no está garantizado, y El País sólo puede encontrarse a partir de las 13:00, aunque algunos quioscos de prensa de la ciudad directamente no lo venden por motivos que es mejor no preguntar.

Así que aquí estoy, escribiendo en un portátil sin conexión, guardando la nueva entrada en una llave USB y esperando a localizar un ordenador conectado a la Red desde el que poder actualizar el blog. No hay duda: si es verano y estoy completamente desconectado, esto es Algeciras.

Share/Bookmark

Anuncios

2 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si alguien ha advertido mi falta de actividad en las últimas dos semanas, puede imaginarse el motivo: estoy de vacaciones. Es el momento perfecto para romper con la rutina, con la actividad cotidiana, con la monotonía que sue…..


  2. […] This post was mentioned on Twitter by Inma Castellanos, Carlos Molina. Carlos Molina said: Nueva entrada: "De vacaciones y desconectado por imperativo tecnológico" http://ht.ly/29Srr […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: