h1

Vincular la reputación de la agencia a la reputación del cliente: el caso Vedanta Resources

19 octubre 2010

votar

Solemos decir que “quien con niños se acuesta, mojado se levanta”. Eso es lo que le está pasando a la agencia británica de relaciones públicas Finsbury o, al menos, lo que tratan de hacernos creer que le está sucediendo. Este lunes, numerosos medios de comunicación en internet se hacían eco de que la compañía había sido galardonada con el premio “Desastre PR del Año” por el fallido trabajo que habría realizado en 2010 para la multinacional minera Vedanta Resources. Probablemente sea la primera vez que oyes hablar de este premio, y es posible que sea porque no existe como tal. Todo forma parte de una gran campaña de comunicación llevada a cabo con éxito por la organización no gubernamental Survival International que, como elemento innovador, ha arremetido contra una consultora de comunicación por su cooperación con la compañía que realmente ha sido el centro de sus críticas.

 

Protesta de los dongria kondh contra el proyecto de Vedanta en Niyamgiri - Foto: Survival International

Hace más de dos años, Survival, que trabaja por la protección de los derechos de los pueblos indígenas, alertó sobre las intenciones de Vedanta de iniciar la explotación de un yacimiento de bauxita en el monte indio Niyamgiri, donde vive el pueblo de los dongria kondh. Ante las dudas de que la iniciativa empresarial supusiera un grave perjuicio para el medio ambiente y para los dongria kondh, Vedanta afirmó que no llevaría a cabo el proyecto si no era con la aprobación de las autoridades (que consiguió en agosto de 2008, con el visto bueno del Tribunal Supremo indio) y de los habitantes de la zona, algo que no sucedió. Para explicar su postura, se apoyó en su agencia de relaciones públicas, Finsbury. Survival dirigió sus protestas contra la firma, acusándola de “beneficiarse de la destrucción de una tribu”.

 

Como respuesta a las acciones de relaciones públicas de Vedanta, Survival puso en marcha una estrategia de acciones que recuerda mucho a la que Greenpeace llevó a cabo contra Nestlé y las barritas Kit-Kat. Entre otras iniciativas, realizó un documental sobre los dongria kondh que obtuvo una buena repercusión en internet (lo puedes ver a continuación), y estableció un paralelismo entre esta tribu y los na’vi, los indígenas de la película “Avatar” de James Cameron. La idea era clara: al igual que los na’vi, los dongria kondh viven en armonía con la naturaleza y tratan de proteger la montaña de Niyamgiri de las ansias de explotación de una poderosa multinacional que quiere acabar con un terreno sagrado para ellos. Un argumento perfecto y, sobre todo, reconocible por todos aquellos que hemos visto la película.

La presión de Survival sobre las autoridades indias y británicas terminó, al cabo del tiempo, surtiendo efecto. No sólo consiguió el apoyo de rostros conocidos en Reino Unido. La Iglesia de Inglaterra vendió sus acciones en Vedanta; el Gobierno británico reconoció, a través de un organismo que vigila las Líneas Directrices para Empresas Multinacionales de la OCDE, que no se habían respetado los derechos y las libertades de los dongria kondh; y finalmente, el 24 de agosto el ministro de Medio Ambiente de la India prohibía la apertura de la mina y acusaba a la compañía de “vulnerar de forma flagrante” los derechos de los indígenas.

Vedanta pagó las consecuencias en forma de caída en las acciones, y ahora le toca a su agencia de relaciones públicas. Aprovechando la celebración de los premios PRWeek, Survival le ha “concedido” el galardón de “Desastre PR del Año”. Meses atrás, según recoge The Independent, Vedanta reconoció “que su política de rechazo a involucrarse con los inversores, los medios y los grupos de presión no funcionaba a medida que las protestas comenzaron a filtrarse entre los inversores de la City”.

¿Qué ha pasado? Puede que varias cosas:

–  Tal vez que la estrategia de relaciones públicas fue demasiado opaca.

– Tal vez que no se supo reaccionar a tiempo a las críticas y las protestas aceptando la posibilidad de dialogar y negociar (algo que estaría más en el tejado de Vedanta que en el de Finsbury).

– Tal vez que, cuando tu misión es defender lo difícilmente defendible, lo más probable es que tu reputación se vea salpicada por la de tu cliente.

– Tal vez (por qué no decirlo) que el Tribunal Supremo de la India anunció el 1 de octubre que la orden de cierre de sus instalaciones sería temporal hasta el 18 de octubre, y que las perspectivas son que no haya una decisión en firme hasta dentro de varios meses, por lo que tocaba reaccionar de nuevo.

En cualquier caso, todo lo anterior expone una disyuntiva que debemos plantearnos todos los consultores de comunicación. ¿Es posible diseñar una estrategia de relaciones públicas ajena a cuestiones éticas? Si la empresa para la que vamos a trabajar quiere que le ayudemos a exponer sus argumentos, ¿es lícito hacerlo en todo caso o sólo si estamos de acuerdo con esos argumentos? En este caso, ¿fue Finsbury un “cómplice necesario” en los planes de Vedanta, o sólo un proveedor más que se limitó a realizar su trabajo? Para Survival, el caso es claro:

En mi opinión, la frontera entre comunicación y propaganda está en la forma en que gestionamos o manipulamos datos y hechos de manera consciente. Si Finsbury lo hizo, deberá afrontar las consecuencias. Si actuó con transparencia y de buena fe, tal vez sea excesivo el castigo al que se le somete. Por su parte, Survival ha logrado devolver a primer plano un tema que parecía cerrado y en un momento crítico, utilizando para ello una nota de prensa que ha  logrado un gran impacto internacional, incluido España, gracias a su titular: “Premio “Desastre PR del Año” para la agencia que defendió a la minera Vedanta”. Suma “premio” y “desastre” y lograrás llamar la atención. No puede negarse que Survival ha sabido atacar a Finsbury con sus propias armas.

Share/Bookmark

Anuncios

3 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Solemos decir que “quien con niños se acuesta, mojado se levanta”. Eso es lo que le está pasando a la agencia británica de relaciones públicas Finsbury o, al menos, lo que tratan de hacernos creer que le está sucediendo. Este…..


  2. […] This post was mentioned on Twitter by Carlos Molina, Carlos Molina. Carlos Molina said: Nueva entrada: "Vincular la reputación de la agencia a la reputación del cliente: el caso Vedanta Resources" http://ow.ly/2VGuK […]


  3. “Vedanta ha venido aquí para destruir a los dongria. Les echaremos fuera. No tienen ningún derecho a tocar nuestras montañas. No vamos a permitirlo, aunque nos cueste la cabeza”
    Rajendra Vadaka, dongria kondh.

    Os invito a ver mi entrada sobre este grupo indígena en mi blog de antropología:
    http://unaantropologaenlaluna.blogspot.com/2011/12/la-montana-sagrada-y-la-empresa-minera.html



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: