h1

Envidia (con muchos matices) del periodista deportivo

11 noviembre 2010

votar

La profesión periodística está en crisis. “Vale, cuéntanos algo que no sepamos”, dirá más de uno, y con razón. A lo que voy. Los profesionales se enfrentan a una situación que está suponiendo recorte de salarios, reducción de puestos de trabajo, concentración de responsabilidades en un menor número de personas e incluso la competencia de otros medios de información que hace una década se situaban a un nivel diferente. En este escenario, parece que lo único que le queda al periodista para defender su papel en la sociedad es el respeto hacia su trabajo y el reconocimiento de la importancia del mismo. “Reconocimiento” es una palabra que se dispensa con cuentagotas, y por desgracia, el aspersor no rocía a todos los que se lo merecen. Vamos a hacer la prueba.


Photo credit: ppdigital from morguefile.com

Detengamos por la calle a un ciudadano medio y hagamos lo siguiente:

  • ¿Qué nombres nos daría si le preguntáramos por tres buenos periodistas del área de la ciencia y la salud? Con suerte, mencionaría a Eduard Punset, que es más divulgador que periodista.
  • ¿Qué nombres nos daría si le preguntáramos por tres buenos periodistas de información internacional? Y no, no vale Pérez-Reverte, que quedó muy lejos su faceta de corresponsal de guerra.
  • ¿Qué nombres nos daría si le preguntáramos por tres buenos periodistas de política nacional? Algo me dice que la respuesta sería del tipo “el señor canoso y la de la melena rubia de La Noria”. Poco más.
  • ¿Qué nombres nos daría si le preguntáramos por tres buenos periodistas de economía? ¿Y de gastronomía? Si menciona a Leopoldo Abadía y a Arguiñano, apaga y vámonos.
  • ¿Qué nombres daría si le preguntáramos por tres buenos periodistas de sociedad, de cultura, de sucesos, del tercer sector, de medio ambiente…? Tal vez, la respuesta fuera el silencio.
  • Ahora bien, ¿qué sucedería si preguntáramos por periodistas deportivos? ¡Ah, la cosa cambia! Manolo Lama, Juanma Castaño, Maldini, José Ramón de la Morena, Paco González, José Antonio Abellán, Josep Pedrerol… Nos conocemos el repertorio completo. Y aún así, ¿no hay un matiz que se nos escapa? En efecto: todos ellos son grandes referencias en el mundo del fútbol, alguno quizás se defiende muy bien con el baloncesto, pero pocos son especialistas en otros deportes, como el automovilismo, el tenis, el golf o el atletismo.

Los deportes, y el fútbol en especial, marcan la diferencia en el nivel de visibilidad y reconocimiento público de los periodistas. Ese reconocimiento se orienta en dos direcciones: uno público y otro sectorial. En cuanto al primero, es el único ámbito de información en el que las grandes audiencias identifican sin problemas a los periodistas, aunque esto también implica que se mida a toda la profesión por la competencia -o la falta de ella- de su trabajo. Y en este sentido, francamente, la cobertura de la muerte del pulpo Paul no nos ha dejado en muy buen lugar.

En cuanto al reconocimiento sectorial, el periodismo deportivo/futbolero es el único que ha sido capaz de romper la dinámica destructiva que la profesión atraviesa desde hace varios años. Eso sí, el único ejemplo ha sido el de la contratación masiva de periodistas procedentes de la Cadena Ser a la Cope el pasado verano. Lo que ha primado, sin embargo, no ha sido tanto la competencia (que la hay, ojo), sino la rentabilidad. No ha importado pagar buenos sueldos para lo que se estila en el sector porque los ingresos publicitarios ya habrían compensado con creces la inversión realizada. Y aún así, hablamos de una situación excepcional en medio de un área de especialización con salarios bajos y horarios eternos que, por supuesto, dan muy poca envidia.

¿Qué le queda al periodista que no está ni en el sitio ni en el contexto adecuado, pero sigue deseando vivir con dignidad de su profesión, informando? Tal vez le quede la misma receta que a otros les funciona: la personalización del contenido. Durante muchos años, se nos ha enseñado que el periodista no puede ser nunca protagonista de la noticia ni jugar un papel destacado en la misma. La figura del periodista-estrella se cuestionaba a menudo desde el punto de vista ético. Hoy parece que no queda más remedio que darle la vuelta a esa situación y animar a que cada periodista se labre su respeto y reconocimiento fomentando su imagen de marca personal utilizando los medios que tenga a su alcance, como un blog personal o una cuenta de Twitter. Si el marco del medio no es capaz de “vender” mejor el contenido que genera, tal vez sean sus propios autores los que tengan que asumir esa comercialización en primera persona. No sé si será bueno, ni si será viable, ni si ayudará a generar mejores contenidos, pero puede ser la vía por la que se consiga revertir el descrédito que se le atribuye a los medios y sacar a la luz el buen trabajo que realizan diariamente tantos periodistas. Anónimos o estrellas, mi reconocimiento para ellos.

Share/Bookmark

Anuncios

4 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La profesión periodística está en crisis. “Vale, cuéntanos algo que no sepamos”, dirá más de uno, y con razón. A lo que voy. Los profesionales se enfrentan a una situación que está suponiendo recorte de salarios, reducción de…..


  2. Buen post, Carlos, te he descubierto hace poco, pero siempre sueles dar con el quid de la cuestión. En este caso, creo que aciertas con el tema de la marca personal como alternativa al periodista, a lo que yo incluiría mucha formación continua y mucho networking para crear contactos. Con tanta competencia, tanto entre los medios como entre los periodistas (cada vez somos más), es la única manera de distinguirse…


    • Gracias, Miguel Ángel. Lo que parece claro es que, si los medios se venden mal a sí mismos o si les cuesta tanto hacer atractivo su contenido en competencia con otros modelos, tal vez sea el propio periodista el que pueda asumir, en parte, esa tarea, recuperando también la visibilidad y el reconocimiento que merece cuando el trabajo está bien hecho.


  3. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: