h1

¿Cuándo dejamos que el SEO nos convirtiera en esto?

24 noviembre 2010

votar

Cada vez me da más pereza escribir. No se trata de que me canse hacerlo. Al contrario. Disfruto dándole contenido al blog. Lo que me aburre es lo que rodea a cada entrada, toda esa liturgia de acciones destinadas a una sola cosa: darle visibilidad a la bitácora y lograr que algún lector distraído se deje caer por aquí, ya sea para generar debate, para promover la conversación o por un simple y humano sentimiento de vanidad.


Photo credit: doctor_bob from morguefile.com

Así, cuando termino de escribir, me molesto en modificar la URL para hacerla más visible a buscadores, en vez de dejar que WordPress asigne una de forma automática. También utilizo palabras clave para etiquetar; comunico las referencias a otros blogs para que reciban un aviso de que les he enlazado (como mínimo, es por educación, pero se puede jugar así con otros fines); inserto el código del botón de Bitacoras.com para facilitar el depósito de votos virtuales; habilito la barra de Addtoany por si alguien gusta de compartir el contenido, por ejemplo, en Delicious; publico el texto en Facebook a través de Networked Blogs y también manualmente en la página del blog, del que soy mi único seguidor; y procuro no olvidar ni darme de alta en directorios, ni de avisar por Twitter de que ya se puede leer la última de mis ocurrencias. Después de ese proceso, ya podéis pasar a recoger lo que queda de mí. Soy otra pobre víctima del SEO.

“Search Engine Optimization”, o lo que es lo mismo, “hacerle la pelota a Google para que no te condene al ostracismo”. Eso es SEO. Es la nueva religión de la red social, el término más usado después de “community manager”, el Santo Grial que perseguimos los blogueros y que muy pocos aseguran dominar, aunque hay tanto especialista disponible y tanto aspirante al mismo título que con sólo poner las siglas en Twitter aumenta tu número de seguidores.

Ya no recuerdo cómo era hace una década, entre otras cosas porque no tenía blog personal. De hecho, no me decidí a tenerlo hasta este mismo año, así que he sido víctima del SEO desde su inauguración. Pero me consta que hubo una época en que Google no influía tanto (porque no existía, claro). Era un tiempo en que los buscadores eran una frivolidad de los tecnófilos, mientras que el cotarro quedaba en manos de los directorios. Luego llegó PageRank y sus algoritmos malditos demostrando que la fórmula para ofrecer resultados eficaces en las búsquedas funcionaba mejor que las del resto, y poco a poco se fue ganando nuestros corazones. Periódicamente, la fórmula matemática varía para evitar el fraude de aquellos que se las saben todas y son capaces de atraer tráfico sin aportar contenido de valor, aunque luego es el mismo Google el que publica manuales de SEO. Ya se sabe: hecha la ley, hecha la trampa.

Cuando internet era un universo limitado, no le dábamos importancia a lo de la posición de nuestra página web. Casi todo dependía de lo que te enlazaran, y el contenido parecía ser el único valor añadido. ¿Acaso no debería ser, al menos, el más importante?. Hoy hay millones de bitácoras, de portales, de páginas web, de agregadores de contenido, de redes sociales que replican lo que todos los demás publican. La libertad es mayor, pero también es más fácil perderse en este infinito universo de posibilidades donde la voz de un bloguero puede ser fácilmente escuchada si respeta las normas, o permanecer en la sombra si las ignora.

No me cabe duda de que Google ha hecho un trabajo brillante, y que no podemos negarle lo mucho que nos ha facilitado la vida a los internautas. Ahora bien, creo que debemos parar un momento, mirar a nuestro alrededor y dedicarle unos segundos a pensar si no nos estamos dejando llevar por una corriente que está matando los contenidos, que son lo único que no debemos perder de vista en la Red. Puedo admitir que la empresa o el medio de comunicación aprendan a escribir para este nuevo escenario con el primer objetivo de seducir al intermediario -el buscador- que les va a llevar hasta la puerta a clientes y lectores. Pero para el caso del bloguero aficionado que sólo busca generar un espacio de libre expresión, no entiendo que nos hagamos esclavos de la analítica, y que dediquemos más tiempo a la forma que al contenido. Y el primero que me lo tendría que aplicar soy yo, por supuesto.

Va siendo hora de que ponga punto y final. Me queda todavía media hora de retoque de código, etiquetado, hipervínculos y “trackbacks”. Con su permiso, me retiro…

Share/Bookmark

Anuncios

16 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Cada vez me da más pereza escribir. No se trata de que me canse hacerlo. Al contrario. Disfruto dándole contenido al blog. Lo que me aburre es lo que rodea a cada entrada, toda esa liturgia de acciones destinadas a una sola c…..


  2. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…


  3. Esperemos, Carlos, que los contenidos continúen siendo la referencia; aunque cada día -como comentas- lo sean un poco menos. Gracias por la entrada. Un saludo


    • Se trata de no perder la perspectiva y de no olvidar por qué escribimos y qué buscamos en los blogs. ¡Gracias por pasar por aquí!


  4. Cuestión de mantener el equilibrio entre la calidad de nuestro contenido y el SEO. Hacerlo de por si, optimizar tus post para Google, es en cierta forma divertido.
    Lo del contenido repetido es una gran verdad y trato de evitarlo a toda costa. Pero es algo complicado…

    Saludos.


    • No nos engañemos: quien más y quien menos, todos llevamos el hábito y la medallita de la cofradía de San Google 😉
      Quién sabe si, cuando llegue la tan cacareada “web semántica”, pierden sentido buena parte de las cosas que tenemos que hacer para darle visibilidad a lo que escribimos. ¡Saludos!


  5. No seas tan pesimista Carlos… el generar contenidos para tu blog no debe ser una tarea tan compleja o rutinaria y más si usas wordpress que cuenta con miles de plugins que te facilitan la tarea… yo escribo en mi blog y automaticamente se manda la notificacion a Twitter @bazarguerra y anoche instale otro plugin para que se publique tambien directamente a Facebook, es solo cuestion de buscar y probar las cosas que se adapten a lo que tu estas buscando.

    Yo llegue a tu pagina porque tengo una alerta a mi correo sobre el tema de SEO, aunque no soy tan exigente con mi propio SEO, veo que algunas cosillas si me han funcionado.

    Un saludo Carlos y animo!!!


    • Gracias por los ánimos. Entre tú y yo, seguramente parte de estas tareas cotidianas las podré automatizar mejor cuando pase de WordPress.com a WordPress.org, que da mucho más juego y permite instalar -oh, sí- el SEO Pack. A lo que también quiero referirme es a que la parte técnica puede estar bien, pero que no nos haga olvidar lo importante que es el contenido, y menos aún, que no sirva para los que no tienen contenido que aportar logren, sin embargo, una visibilidad construida a base de trucos SEO. ¡Saludos!


  6. Excelente post, como de costumbre, amigo.


    • Lo que es excelente son las visitas que se acercan a estas páginas, y si son como la tuya, mucho más. Gracias por tus palabras, de verdad.


  7. Me gustó mucho este post!
    Lo tomo con un toque de ironía pero creo que no le falta razón.
    Hace dos años que vengo aprendiendo blogueando y es cierto que esa parte es un poco tediosa. Ánimo!


    • Sí, algo de ironía hay, pero como en toda ironía, también hay algo de verdad 😉 ¡Gracias por tus ánimos!


  8. Genial artículo y exposición!! Mira, he venido referida de un enlace de twitter y la verdad, por un lado es el valor que tiene el compartir una noticia a través de las redes sociales, que personas que no te conociamos llegamos a una buena noticia… pero, por otro lado, apoyo tu crítica al SEO. Parece que o te vuelves un esclavo del SEO y sus normas o te vas al olvido. Aunque también yo añadiría un poco de culpa a la vanidad blogera pues queremos ser leido y seguidos. Y mucha culpa a los blogs parásitos, que sólo se alimentan de los contenidos de otros para poder llenar un blog de publicidad de google engañando a los lectores y pisateando el trabajo de lo que de verdad quieren escribir.
    En fin, muy buen artículo! Saludos.


    • Gracias a ti, por pasar por aquí y, sobre todo, por tu comentario. No quiero ser un crítico absoluto del SEO. Nos guste o no, es algo que está ahí y que tiene su sentido y sus fines, pero que tampoco puede ser algo que nos esclavice. Escribir un blog exige un esfuerzo, pero debe ser una experiencia que se disfrute de principio a fin. Si nos perdemos en tareas y acciones accesorias corremos el riesgo de amargarnos al convertir la escritura en un trabajo lleno de automatismos. El contenido siempre tiene que ser lo primero. Sin ello, sólo llenamos la Red de ruido.


  9. Que tal Carlos… pues aqui dando una visita, me quede pensando en lo que dijiste de que no podías instalar cosas en el wordpress… asi que busque algo que te pudiera facilitar tu tarea. Encontre esto que espero te sea de ayuda… ojo… no requiere instalar nada en tu wordpress.

    http://www.bazarguerra.com/conectar-twitter-a-facebook/

    Espero que te sea de ayuda… yo tengo poco escribiendo mi blog y mucho menos que empese a hacerle promocion en twitter… espero pronto conseguir minimo la mitar de los seguidores que tienes en tu twitter 😛

    Saludos y nuevamente Animo!!!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: