h1

En defensa de la periodista becaria que irritó al Real Madrid

20 enero 2011

votar

Vamos a suponer que los hechos son los que se han dicho, y no otros. Vamos a suponer que es verdad que una becaria fue capaz, esta semana, de despertar la ira del Real Madrid al insinuar que a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) no le han gustado las críticas que el entrenador del club merengue, José Mourinho, lanzó hace unos días contra el árbitro Miguel Ángel Pérez Lasa. Si todas estas suposiciones son ciertas –y creo que lo son-, sólo un exceso de celo profesional, un sentimiento periodístico innato y un “no tengo claro para quién estoy trabajando” han provocado un nuevo incidente deportivo entre dos instituciones futbolísticas de primera fila.

Al Real Madrid no le sentó nada bien cierta frase en una noticia de la página web de la RFEF

El domingo 16 de enero, el Real Madrid cerraba la primera vuelta de la Liga de fútbol con un empate a uno en campo del Almería. El colegiado del encuentro, Miguel Ángel Pérez Lasa, fue el protagonista sobre el césped y en la rueda de prensa que Mourinho ofreció tras el partido. En el campo, no sancionó como penalti (es de buena fe suponer que no vio motivos para ello) tres faltas o presuntas faltas que habrían merecido esa sanción. Al entrenador del conjunto madridista el tema no le sentó nada bien y así lo expresó en la rueda de prensa, cargando contra Pérez Lasa y deseando que no le vuelva a arbitrar un partido ni al Real Madrid ni al F.C. Barcelona.

A la fiesta mediática provocada por las declaraciones del portugués, que ya sabemos que no le gusta morderse la lengua, se sumó el propio acusado. El árbitro, en declaraciones a la emisora catalana Ona FM, no dudó en mandar “al carajo” a Mourinho recomendándole que se informara bien antes de hablar de él.

Ahora llega lo interesante. El mismo día 18, en la página web de la RFEF, se publica una noticia sobre el comienzo de los partidos de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey de fútbol. El último párrafo se cierra con la siguiente frase: “El colegiado Turienzo Álvarez pitará la vuelta de los cuartos, bajo la atenta mirada de Mourinho, que se considera perjudicado por los arbitrajes en las últimas jornadas ligueras”. Como dirían muchos tuiteros: “FAIL”. El Real Madrid no tardó en ponerse en contacto con la Federación para expresar su malestar por el comentario, acusando a la organización, en un comunicado, de predisponer “de manera lamentablemente deliberada a un organismo como el arbitral contra el entrenador del Real Madrid y contra el propio club”. Terremoto al canto. Indignación en la grada. Abono para las especulaciones y los defensores de la teoría del “villarato”. La nota no tardó en desaparecer, pero ni siquiera las excusas y disculpas del organismo federativo evitaron la polémica.

 

La noticia (y el párrafo) de la discordia - Captura de Marca.com

¿Qué pasó? El portavoz de la RFEF, Jorge Carretero, lo explicó así el miércoles: “Esto ha sido algo lamentable y hay que pedir disculpas por ello, y ha sido una persona que no sabemos qué le ha podido ocurrir. En la web hay personas que son becarias, como en todos los sitios”. La persona que firmó la noticia, en efecto, es estudiante de periodismo e incipiente tuitera, pero desde el martes no ha vuelto a usar su perfil de Twitter. De hecho, su último comentario parece ser un enlace a la desafortunada noticia.

Quiero ponerme en la piel de esta joven periodista que, sin duda, debe de haber deseado que se la trague la tierra. Lo que le sucedió es, a mi entender, un exceso de celo profesional. En sus trabajos para la web de la Federación, escribe noticias, y no notas de prensa, pero tal vez pasó por alto que lo hace para una entidad y no para un medio de comunicación, aunque ése sea su objetivo futuro. Eso le obliga a contener el uso de adjetivos y a ser lo más neutral posible en los textos que escriba. Si hubiera escrito la misma frase para el diario As –por poner un ejemplo-, el Real Madrid no se hubiera enojado en absoluto. De hecho, no le habría dedicado ni dos segundos a meditar su sentido. Todos sabemos que Mourinho estará atento a lo que pite un árbitro, incluso aunque no hubiera tenido problemas con otros colegiados. Pero cuando escribes para una organización, te conviertes en su voz. Posiblemente, ni la becaria advirtió este matiz, ni nadie se molestó en hacérselo notar. ¿Acaso no había ningún editor jefe encargado de supervisar las informaciones antes de subirlas a la página? Ahí lo dejo…

La Federación tendrá ahora que ponerse y ponerle las pilas al equipo encargado de actualizar su página web, al menos para que haya una auténtica cadena de mando que permita revisar y validar el proceso de publicación. A un becario, desde mi punto de vista, no se le puede dejar esa responsabilidad, entre otras cosas porque no tiene la experiencia para ello, ni mucho menos la categoría salarial. A la periodista sólo puedo decirle que le ha tocado aprender una lección importante con más bombo y platillo del que merecía, pero que no debe desanimarse. De todo se sale. Si le sirve de consuelo, que piense que el mundo de los deportes es así, y que a algunos no les importa liar la grande con tal de sostener conspiraciones o, en su caso, vender unos cuantos periódicos más.

Share/Bookmark

Anuncios

8 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Vamos a suponer que los hechos son los que se han dicho, y no otros. Vamos a suponer que es verdad que una becaria fue capaz, esta semana, de despertar la ira del Real Madrid al insinuar que a la Real Federación Española de F…..


  2. Lo peor, bajo mi punto de vista, no es que no hayan supervisado su trabajo, sino que le han echado las culpas públicamente. Es ahí cuando quieres que de verdad te trague la tierra. Su supervisor, jefe o como le queramos llamar tendría que haberse llevado la torta y defenderla públicamente.


    • Pues sí. No ha sido nada elegante esa defensa. La Federación, para colmo, ha logrado que todo el mundo piense que era una burda excusa lo de la becaria… pero la becaria existe, y su trabajo debería de depender de alguien que la ayude y dirija en su periodo de formación. Otra cosa es que lo que la Federación esté reconociendo es que las noticias de su web las hacen becarios, y punto. Vamos, que ni hay supervisión, ni redactores senior, ni nada más.


  3. Jobar llevo todo el día sintiéndome mal por la pobre muchacha y pensando que si me llega a pasar a mi una historia similar en mis tiempos de becaria no hubiera salido de casa en días….
    Y aunque me salgo un poco del tema, creo que esto nos debería hacer reflexionar sobr elas condiciones de los becarios (ojo, de cualquier sector) hoy en día.
    Yo como todavía tengo el resquemor de trabajar gratis, recuerdo perfectamente que tuve que escuchar mucho “el hecho de que tú trabajes gratis quita una puesto de una persona más preparada y además denigra la profesión”.
    Lo que denigra es que se permita que una persona cumpla unas funciones y/o asuma y unas responsabilidades y que el que la Contrata pague exactamente 0 euros y sin seguridad social.
    Ellos no lo van a pedir, pobrecitos, son becarios, pero nosotros deberíamos!!!! Regulación de los becarios de España YA!


    • Totalmente de acuerdo. Además, algunas instituciones son las que más han hecho por denigrar al becario. Cuando estudiaba en la universidad, todas las prácticas que se gestionaban a través de la Facultad de CCII tenían algún tipo de remuneración. Pero un año -juraría que en 1997- el COIE decidió que se debía introducir la figura de las prácticas no remuneradas como una opción más para animar a las empresas a ofrecer becas para los alumnos. Aquello, como te puedes imaginar, fue lo que algunos llamarían “el chorihuevo”. Pista libre para puestos precarios. Hoy, en las becas remuneradas, se llega a pagar menos de lo que se solía cobrar hace algo más de una década (al cambio, entre 250 y 500 euros).


  4. Me parece una pésima gestión de.. ¿crisis?. La táctica de buscar un “cabeza de turco” es mala, pero es aún más estúpido que con la intención de quitarte responsabilidades de encima -la Federación- eches más tierra sobre tu propio tejado, reconociendo unas pésimas prácticas de informativas y laborales. Un becario, becaria en este caso, debe ser siempre supervisada porque no es “una trabajadora barata”, sino una persona a la que una entidad contrata para formarla beneficiándose así de su fuerza de trabajo.
    No podemos culpar a la actual crisis de que se produzcan estas situaciones, porque así ha sido siempre, sino más concretamente al exceso de ambición de ciertas compañías-entidades-asociaciones-federaciones-etc, por olvidar que la información de calidad tiene valor y que la calidad hay que remunerarla adecuadamente. Una estudiante no debería ser quien se hiciera responsable de la comunicación de una federación oficial, sino tener a un profesional que la forme y supervise..
    Lo siento, estoy indignada, con ésta y otras tantas miserias de nuestra profesión.


    • Tienes razón. Y me consta que la periodista lo ha pasado muy mal con este tema. Pasará más veces, y habrá que volver a avisar sobre ello.


  5. […] vacaciones del personal de plantilla en las redacciones, los becarios (tristes cabezas de turco, una vez más, para explicar el caso de la mujer de Palencia) y la escasez de informaciones jugosas. Pero todos […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: