h1

La falsa oportunidad de trabajar gratis como periodista

27 enero 2011

votar

Hace unos cuantos años, trabajé en una editorial del sector de las nuevas tecnologías. Era la época de la Nueva Economía, y aunque en Estados Unidos la famosa “burbuja puntocom” ya se había pinchado, en España la euforia estaba en pleno auge y duraría hasta 2002, aproximadamente. En este escenario, proliferaron las publicaciones dedicadas a los nuevos negocios, el comercio electrónico e internet. De ellas, poco o nada queda, incluyendo la compañía en la que yo estaba. Cuando las cosas empezaron a ir mal, comenzaron los recortes, y uno de los más significativos fue prescindir de los colaboradores. Un buen día, los directores de las revistas del grupo que tenían presupuesto para externalizar reportajes tuvieron que comunicar a su gente que no se abonarían más reportajes, pero que se les animaba a seguir participando en las publicaciones como una oportunidad profesional. Se disfrazaba de escaparate laboral el mero hecho de trabajar por la patilla para una empresa que, con muchas dificultades, buscaba generar ingresos con ese esfuerzo que, a partir de entonces, sería altruista. Algo muy similar a lo que ha pasado esta semana con Diario Siglo XXI.

La oferta de colaboración no remunerada de Diario Siglo XXI en QuienTV

A principios de semana, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) alertaba por Twitter de la existencia de una oferta de empleo en el portal QuienTV publicada por el digital Diario Siglo XXI. En ella se buscaba a un colaborador no remunerado para cubrir los actos de PP y PSOE en la Comunidad de Madrid. El revuelo y la difusión posterior del llamamiento de la APM a denunciar actitudes como ésta fueron inmediatos, y tuvieron la consiguiente respuesta del medio.

En un comunicado emitido este miércoles, Diario Siglo XXI daba su visión de lo sucedido, calificando todo de “malentendido” y acusando a la APM de promover una “campaña de difamación”. El medio explicaba que se dirigió a la directora de Comunicación y Publicaciones de la Asociación, Blanca Bertrand, para preguntarle por qué no se había puesto en contacto con ellos antes de publicar el tuit famoso desde el perfil de la Asociación en esta red social, reprochándole “que no hubiera contrastado la información” con Diario Siglo XXI. Por lo que sigue, no había nada que contrastar: el anuncio era y es auténtico, y nadie había manipulado el texto.

El diario explica que cuenta con un equipo de colaboradores que escriben “con total libertad” (sólo faltaba que tuvieran su libertad cercenada), y que en ocasiones, hacen pública la posibilidad de “colaborar a través de sus propias páginas u otras”. ¿Por qué la oferta de colaboración tenía, entonces, ese formato tan propio de una oferta de empleo, publicada de hecho en una web de ofertas de empleo? Porque QuienTV “no ofrece un lugar alternativo” en su web. Al final, la culpa va a ser de QuienTV, que debe de ser que obliga a que las ofertas de empleo se parezcan a ofertas de empleo, y que también fuerza a las empresas a que las publiquen en sus páginas. ¿O no?

Hasta donde me da a entender la razón, una colaboración voluntaria se comunica de otra manera y en otro contexto. Cuando un medio busca licenciados en Periodismo mayores de 25 años y con experiencia, dispuestos “a cubrir lo más relevante de la semana” (posiblemente porque sea el propio medio el que le indique qué deberá cubrir), especificando incluso los tiempos de entrega de las crónicas (“entre 1 y 2 horas después de la finalización del acto que se cubra”), acogerse al modelo del “periodismo ciudadano” como excusa para no pagar por este trabajo, tal y como hace Guillermo Peris en la zona de comentarios, parece una pobre explicación.

En un alto porcentaje de los casos, un licenciado en Periodismo con más de 25 años será un profesional de la información, aunque esté en paro. Por profesional debemos entender aquel que cobra por su trabajo y al que, además, se le pueden exigir una serie de responsabilidades derivadas de ello, como desempeñar su labor con rigor y respeto a la verdad, o asumir las consecuencias de sus actos cuando publique o emita una información que no cumpla con lo anterior. A un periodista ciudadano, concepto a mi parecer muy desafortunado, no podemos plantearle lo anterior. No cobra por ello, aunque tenga las mismas responsabilidades que cualquier ciudadano frente a las leyes, porque una cosa es un periodista y otra un testigo de los hechos.

Si tiene los mismos estudios que un periodista, si tiene los horarios de un periodista, si tiene que ajustarse a los mismos procedimientos de trabajo que un periodista, si tiene que acreditarse como un periodista para hacer su trabajo en la sede de un partido político, y si tiene que responder ante un equipo editorial que genera –o lo intenta- beneficios con su trabajo… esa persona actúa igual que un periodista profesional, y no como un colaborador sin ánimo de lucro al que le gusta entretenerse así. Por dignidad y respeto a la persona y a la profesión, debe remunerarse su actividad. Si no es así, no lo vistamos de lo que no es. No hablemos de lo genial que es jugar a los periodistas con un medio de comunicación profesional, por muy independiente que sea o muy falto de subvenciones que esté. No lo vendamos como una oportunidad para ganar visibilidad, cuando estamos pescando en el río revuelto de la crisis del sector, como pasa siempre que vienen mal dadas. Para eso, mejor recurramos a una beca no remunerada, aunque eso obliga a ajustarse a una serie de condiciones y derechos. Ya sabemos que el ejercer el periodismo tiene mucho de romántico, pero una cosa es amar tu profesión y otra tener que comer todos los días.

Dicen que contra el vicio de pedir está la virtud de no dar. Unos piden un salario y otros colaboradores. Ojalá los primeros tuvieran premio.

Share/Bookmark

Anuncios

12 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hace unos cuantos años, trabajé en una editorial del sector de las nuevas tecnologías. Era la época de la Nueva Economía, y aunque en Estados Unidos la famosa “burbuja puntocom” ya se había pinchado, en España la euforia esta…..


  2. […] This post was mentioned on Twitter by Antonio Delgado, Periodistas, juan_diaz_diaz, Carlos Molina, flaviomasitas and others. flaviomasitas said: RT @molinaguerrero: Nueva entrada: "La falsa oportunidad de trabajar gratis como periodista" http://ow.ly/3L8LR cc. @comunicatelo @apren … […]


  3. Lo que estamos viviendo como gente que intenta respirar (que no comer) de su trabajo, no lo sabe nadie.


    • Nunca han sido tiempos muy buenos para el periodismo, pero algunas situaciones sobran por humillantes. Lo peor es que a veces son los propios compañeros los que degradan la profesión. Una pena.


  4. Sencillamente, lo has clavado. Una cosa es un periodista, con todo lo que ello conlleva, y otra ser un cuidadano que es testigo de un acontecimiento. El término ‘periodismo ciudadano’ sirve para que muchos se escuden en algo que ni siquiera saben lo que es.
    Un saludo.


    • El periodismo ciudadano da para mucho debate, pero no me atrevo a traerlo aquí porque creo que ya se ha hablado de ello, y mucho. No sé si podría aportar algo más de lo que ya hay. Pero en fin, como dijo San Agustín (y se podría aplicar también al periodismo), “Ecclesia, santa et meretrix”, o sea, “Iglesia, santa y p***”.


  5. Aquí tienes otra “oferta para trabajar gratis”; no es exactamente para periodistas, pero está inscrito en el mundo de la Comunicación Corporativa y sus eventos.

    https://www.infojobs.net/san-sebastian-de-los-reyes/apoyo-al-departamento-publicidad-eventos/of-i68e9461b174bac8ebb28ed44013f99


    • La oferta se retrata por sí misma. Lo triste es que te lo planteen como una forma de aprender… pero claro, sin convocar una plaza de becario, porque entonces tendría que tener algún tipo de seguro médico, derechos, ajustarse a unas condiciones laborales específicas, etc. Eso me recuerda a aquel sketch de “La hora de José Mota” en el que le comunicaban a un empleado: “Está usted suspendido de sueldo; de empleo no”. Como si fueran dos cosas que nada tienen que ver la una con la otra.


  6. Interesantísimo, Carlos. Hoy han presentado en la APM un nuevo número de la revista Telos en los que hay un dossier sobre Los nuevos escenarios de la prensa. Podeís verlo en http://mediateca.fundacion.telefonica.com/debateyconocimiento/endirecto
    y se ha estado tocando este tema. Os animo a que lo veáis.


  7. Enhorabuena por el post, tienes mucha razón.
    Ahora bien, lo que no habéis dicho es que toda esa maquinaria se sustenta por los periodistas que acceden a trabajar gratis, porque por culpa de ellos, los que de verdad respetamos nuestra profesión nos encontramos con un paro como una catedral. La respuesta de los empresarios parece obvia: “¿Por qué voy a pagarte a ti, cuando tengo a otro que lo hace sin cobrar (o cobrando muy poco)?”
    Creo que este hecho es aún peor, porque denota una falta total de respeto y de compañerismo. Lo malo es que, como casi siempre, quedará en el olvido, ya que nadie tiene, con perdón, los cojones suficientes de denunciar a la gentuza que se comporta así y que perjudica a los verdaderos trabajadores.


  8. […] La falsa oportunidad de trabajar gratis como periodista.- La historia de una oferta de trabajo no remunerada que causó revuelo en su momento y que vuelve a estar de moda tras el movimiento en Twitter #gratisnotrabajo. El que aquí firma también lo ha experimentado este año en sus carnes. […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: