h1

Yo quiero una estrategia de comunicación como la de esa compañía

1 marzo 2011

votar

Existen diversas formas de desarrollar un plan de comunicación. La más simple es la de ejecutar la misma estrategia que hayas aplicado antes en otras empresas o clientes. Por supuesto, puedes estudiar la casuística y las circunstacias de la compañía para la que habrá que poner en marcha las acciones de relaciones públicas pertinentes, pero eso llevará su tiempo, y a veces no es que no lo tenga tu agencia de comunicación, sino que no lo tiene el cliente. Para este último, sin embargo, una de las situaciones más comunes es la metodología de la comparación: “yo quiero lo mismo que mi competencia”.

¿Tu cliente no salió en ese reportaje en el que se habla de su competencia? Malo, malo...

Partir de lo que han hecho otros tiene, sin duda, muchísimas ventajas. Para empezar, te ahorras llevar a cabo un estudio de la situación del mercado. Como dicho mercado es tu competencia, y al cliente no le interesan otro tipo de actores, ya tienes definido el marco de relaciones públicas en el que te vas a mover. Por otra parte, no tienes que darle vueltas a idear y ser creativo. ¿Tienes dudas sobre qué clase de estrategia ejecutar, sobre todo en medios sociales? No hay problema: haz lo mismo que aquellos a los que tu cliente admira hicieron antes. Si a ellos les fue bien, ¿por qué a ti no? Por último, facilita poner objetivos y medirlos. ¿Cómo le ha ido a mi competencia? ¿Son referencia del sector y el mejor caso de éxito en cuestión de relaciones públicas? ¿Son los que más seguidores tienen en Twitter, o los más populares en Facebook? Pues esos van a ser los parámetros por los que se valorará tu desempeño.

Sin embargo, es en toda esa serie de ventajas donde se encuentran los problemas. En este planteamiento, se suele partir de un doble prejuicio (entendiendo por prejuicio el sentido literal de “juicio previo”):

  • El cliente no suele compararse con la competencia, sino que se considera igual que la competencia.
  • La agencia de comunicación o el gabinete de prensa son meros ejecutores de la estrategia diseñada por otros, en vez de entenderse que deben realizar una labor de consultoría y asesoramiento previo.

Cuando falla el punto de partida, llegan el llanto y el crujir de dientes. En muchas, por no decir en demasiadas ocasiones, damos por válido el planteamiento de la empresa para la que vamos a realizar una labor de relaciones públicas, y confiamos en su buen criterio para seleccionar los referentes en los que tendremos que mirarnos para medir el éxito o el fracaso de nuestros planes. Pero actuando así por sistema, eliminamos la necesidad de ubicar a cada empresa en su contexto. Si no tenemos en cuenta su dimensión, sus objetivos de negocio, los medios de los que dispone ni la calidad de su equipo, no podemos marcarnos las metas establecidas por firmas que no coinciden en ninguno de esos aspectos.

¿Cuál es la consecuencia más frecuente de un equivocado planteamiento de la comunicación desde una metodología comparativa? Lo sabrás el día en que recibas una llamada de tu cliente en la que te diga, con evidente enojo, que por qué no aparece en ese reportaje a doble página de Expansión en el que se menciona a tal o cual multinacional, y a ellos no, o cuando te pregunte que por qué cierta marca tiene muchos más fans en Facebook que ellos. Sí, es posible que no hayas hecho bien tu trabajo, e incluso que otros lo hayan hecho mucho mejor que tú, pero piensa lo siguiente en vez de caer en el “síndrome de PRestocolmo”: si antes de reclamar ciertos resultados no se ha partido de una correcta ubicación estratégica de la compañía en el plano de las relaciones públicas, estableciendo objetivos realistas de acuerdo a lo que es la empresa, lo que hace, lo que puede lograr y lo que se puede permitir, lo demás sobra.

Pero la bronca te la vas a llevar de todas formas, así que trata de no tomártelo como algo personal.

Share/Bookmark

Anuncios

One comment

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Existen diversas formas de desarrollar un plan de comunicación. La más simple es la de ejecutar la misma estrategia que hayas aplicado antes en otras empresas o clientes. Por supuesto, puedes estudiar la casuística y las circ…..



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: