h1

Un tuit sobre Sostres para reflejar la crisis de la industria periodística

8 abril 2011

votar

El último artículo del columnista Salvador Sostres en el diario el Mundo fue la comidilla de este jueves, tanto en internet como fuera de ella. Los motivos son de sobra conocidos, y si alguien todavía no se ha enterado de qué iba el texto, lo puede leer aquí. El revuelo, el asombro y la indignación de los que criticaron la tribuna parecen más que justificados. En referencia al asesinato de una joven embarazada de 19 años a manos de su novio de 21, quien después de cometer el crimen mostró el cadáver al padre de la chica por webcam y amenazó con matar a la hermana de la víctima, Sostres realiza un ejercicio de malabarismo dialéctico para explicar lo sucedido. Según él, “es normal” que un joven “enamorado” -¿lo estaba?- “pierda el corazón y la cabeza” cuando su novia le dice que le deja y que el niño no es de él. Para el autor, el asesino “se rompió por donde todos podríamos rompernos” porque estaba “sometido a la presión de una violencia infinita”. Sostres asusta, al menos a mí, cuando remata la faena asegurando que, en una situación igual, quiere pensar que no reaccionaría igual, pero pregunta: “¿podríamos realmente asegurarlo?”. Si sereno no eres capaz de intuir tu voluntad de matar a sangre fría la persona a la que aseguras querer para luego presumir del delito ante su padre, deberías de tomar medidas preventivas contra ti mismo. Pero no es aquí a donde quiero llegar.

Borja Bergareche, de ABC, veía así la polémica generada por el "caso Sostres"

Tras el revuelo ocasionado, el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, pidió disculpas por la publicación del artículo, aseguró que habían fallado los controles previos en el diario y tomó la decisión de retirar el texto de la web, aunque ya no pudiera hacerse lo mismo con la edición en papel. A algunos la medida les pareció lógica, e incluso insuficiente. A otros, les salió rápidamente el argumento de la libertad de expresión, y el subdirector de ABC, Borja Bergareche, sintetizó en un tuit por qué buena parte de los medios tradicionales no están logrando adaptarse al nuevo escenario que plantea la Red: “El artículo de #sostres es asqueroso (si le mantienen será por algo). Pero en un diario decide el director, no la opinión pública ni twitter [sic]”.

Las palabras de Bergareche me llevan a las siguientes reflexiones:

Por supuesto que en El Mundo, decidió el director. Pedro J. Ramírez contrató en su día como colaborador a Salvador Sostres, y con la misma autoridad optó por retirar ayer el artículo de la edición online, pidiendo disculpas por ello. Si lo hizo amenazado por alguien, actuó mal, pero confío en que no fuera así y que lo hiciera convencido de que era la decisión que debía tomar.
La opinión pública también incluye a tus lectores. La opinión pública no es una masa informe de gente que se comporta de forma irracional. Es el reflejo de las tendencias de una sociedad, y es el producto de miles, e incluso millones de opiniones individuales. Cuando Bergareche dice que “la opinión pública” no decide en un diario, parece querer decir también que los lectores no tienen ni voz ni voto en lo que hace el medio de comunicación. El medio emite y el lector recibe. Sin más intercambio. Plantea una relación unidireccional, que es justo lo opuesto al modelo que internet ha traído consigo: participación, diálogo, conversación.
Twitter sólo es un soporte, no el malo de la película. Twitter es sólo una de las plataformas a través de las que ayer se expresaron miles de personas para mostrar su opinión sobre la tribuna de Sostres, a favor y en contra. Una de esas personas fue el propio Bergareche. No parece lo más adecuado referirse a Twitter como una entidad extraña, ajena a nosotros: es el soporte que utilizan millones de personas cada día para expresarse. No veamos todo el valor en la tecnología; el verdadero valor está en los contenidos.

En efecto: en un medio de comunicación, las decisiones clave, las decisiones finales, las toma la dirección. Pero ahora puede y debe hacerlo considerando al público, teniendo en cuenta lo que opina y lo que le aporta. Si todavía insistimos en movernos en modelos unidireccionales, podemos estar seguros de que no habrá salida para la crisis de la industria periodística.

Share/Bookmark

Anuncios

One comment

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El último artículo del columnista Salvador Sostres en el diario el Mundo fue la comidilla de este jueves, tanto en internet como fuera de ella. Los motivos son de sobra conocidos, y si alguien todavía no se ha enterado de qué…..



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: