h1

Anoche tuve un sueño “social media”

21 octubre 2011

votar

Anoche tuve un sueño. Fue un sueño “social media”. En mi sueño, me dedicaba a gestionar la reputación digital de una empresa a través del manejo de sus diferentes perfiles sociales. Actualizaba su cuenta de Twitter, creaba grupos de debate en LinkedIn y publicaba nuevos estados en su página corporativa. Compartía documentos en SlideShare e incluso buceaba en foros especializados para contestar dudas y dejar recomendaciones. Nada que no se salga de las tareas habituales de un community manager. Pero entonces pasó algo.

Como era un sueño, te puedes permitir hacer cosas que, de otra manera, no podrías, como la ausencia de corporeidad, volar en vez de andar o, directamente, verlo todo como si fuera una película en blanco y negro (algunos dicen que no soñamos en color, pero no sé cómo se demuestra eso). De esta manera, pude comprobar que el “me gusta” con el que un usuario marcaba un comentario en el muro de Facebook de mi cliente provenía de un perfil falso, generado por una persona a la que se supone que conocía pero que empleaba diferentes entidades en la red de Zuckerberg para gestionar sus contenidos y, a su vez, los de terceros.

La visión se iba ampliando a medida que avanzaba la noche. Otros conocidos me pedían por DM el favor de ayudarles a mover entre mi comunidad de seguidores un determinado evento en Twitter de próxima celebración. Al hacerlo, comprobaba que no era el único, que éramos cientos actuando de la misma manera, y que pocos lo hacían por iniciativa propia, sino más bien por imitación o por petición personal.

En los grupos de debate en LinkedIn, comprobaba que la mayoría de los participantes intervenían como parte de una acción comercial programada. En los concursos en Facebook, las personas más activas estaban implicadas en decenas de acciones similares al mismo tiempo, a veces mediante perfiles falsos y en otras ocasiones de manera coordinada, mediante sistemas de compra y cesión de votos. Me recordaba a los torneos amateur de tenis que se juegan en muchas provincias, en los que los más profesionales se reparten los premios organizando quién ganará a quién y en qué ronda. Pero eso es otra historia…

Mi sueño seguía, y crecía. Los “influencers” aparecían en cada acción de dinamización digital que realizaba una marca: encuentros con blogueros, conferencias emitidas en streaming, iniciativas solidarias… A cada segundo, un nuevo perfil corporativo de una empresa ignota me agregaba a su timeline sin saber yo por qué ni qué había dicho o hecho para que así sucediera, posiblemente víctima -o no- de herramientas que automatizan la gestión de seguidores y seguidos.

La cosa no acababa ahí. En las bitácoras, los blogueros se afanaban por aplicar técnicas SEO en cada texto que escribían. Titulares descriptivos; ausencia de mayúsculas; negritas sobre las palabras clave y no sobre los conceptos más elaborados; contenidos esquemáticos y breves; y el inevitable All in One SEO Pack instalado en su WordPress. En la sombra, mientras, decenas, centenares, miles de webmasters y “SEO strategists” se pasaban las horas con el rostro iluminado por la pantalla del ordenador mientras cambiaban de táctica en su página web, hipnotizados por los resultados de Google Analytics Real Time y de los nuevos “funnels” o embudos comerciales.

Todos bailábamos una danza endogámica en la que, detrás de cada perfil, de cada acción y de cada reacción, había un profesional con objetivos concretos, ya fueran comerciales, ya fueran sociales, ya fueran de otra naturaleza.

Desperté de un salto. Mi mujer se movió incómoda. Reclamé su atención. Tenía que contárselo. No sé cómo, pero en mi torpeza en esos primeros segundos de regreso al mundo real, pronuncié las palabras “Analytics” y “SEO”. Ella soltó un bufido, se giró en la cama, me dio la espalda y siguió durmiendo. Y qué demonios: yo hice lo mismo.

Share/Bookmark

Anuncios

5 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Follow @molinaguerrero Anoche tuve un sueño. Fue un sueño “social media”. En mi sueño, me dedicaba a gestionar la reputación digital de una empresa a través del manejo de sus diferentes perfiles sociales. Actualizaba su cuent…..


  2. Y díganos Mr. Pessimist, ¿es la vida real muy distinta a lo vivido en el sueño?
    Un saludo


  3. […] Escrito por: Mr Pessimist […]


  4. […] Anoche tuve un sueño “social media” […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: