h1

Pablo Herreros y La Noria: lo esencial y lo accesorio

8 noviembre 2011

votar

El altavoz de los medios sociales puso en boca de medio país, la semana pasada, la iniciativa de un compañero de profesión, Pablo Herreros. Éste quiso denunciar la decisión del programa “La Noria”, de Telecinco, no sólo de entrevistar a la madre de El Cuco, condenado por encubrimiento en el caso del asesinato de Marta del Castillo,  sino de hacerlo, además, pagando por su intervención una cantidad de dinero no confirmada que habría oscilado entre los 9.000 y los 10.000 euros. Ante este hecho éticamente reprobable, en la línea de otros antecedentes de más que dudosa calidad televisiva (como entrevistar a Julián Muñoz previo pago de 350.000 euros o cierto reportaje en Cuatro sobre el bailaor Farruquito), Pablo tuvo la idea de animar a los espectadores a mostrar su desacuerdo con este tipo de televisión trasladando la presión a un eslabón imprescindible en el negocio de los medios: los anunciantes.

Momento de la entrevista en "La Noria" a la madre de "El Cuco"

Su iniciativa, concretada en una acción a través de la plataforma Actuable, pretendía poner nombre y apellidos a aquellas marcas que emitieron publicidad durante la emisión del programa, acusándolas de patrocinar a la madre de un delincuente. El objetivo era instarlas a dejar de apoyar esta clase de contenidos. El resultado, tras casi 25.000 firmas y de un eco mediático desconocido hasta la fecha, ha sido la confirmación pública de buena parte de estas compañías de dar orden a sus centrales de medios de retirar sus anuncios de “La Noria”. El debate, sin embargo, no acaba aquí. Aquí empieza. Por que algunos prefieren centrarse en lo accesorio -que ni siquiera tiene por qué ser lo cierto- para olvidar lo esencial.

  • Lo accesorio: empresas en busca de publicidad gratuita – Para algunos, empezando por el propio presentador de “La Noria”, Jordi González, la decisión de marcas como Campofrío, Vodafone, L’Oréal, Puleva o Nestlé de retirar sus anuncios del programa es, en sí mismo, un simple acto publicitario. Aprovechando el escándalo, se habrían vestido de víctimas de una situación que no controlaban conscientemente para mostrarse ante la sociedad como éticas y responsables, subiéndose a la ola para aparecer como entidades inmaculadas dignas de respeto y aplauso.
  • Lo accesorio: un ataque contra la libertad de expresión – Para algunos, “La Noria” estaba en su derecho legítimo de llevar al programa al familiar de una persona implicada en uno de los crímenes que más ha sobresaltado a la opinión pública española en los últimos años. Su testimonio, como mínimo incómodo y seguramente muy desagradable para la mayoría de los espectadores (empezando por los padres de Marta del Castillo), sólo sería un elemento más para ilustrar un delito que sigue sin resolverse. ¿Tenía o no derecho la madre de El Cuco a acudir a un programa a contar, como se dice ahora, “su verdad”? Y si la mayoría de los que van a “La Noria” lo hacen cobrando, ¿por qué no ella?
  • Lo accesorio: el afán de protagonismo – Para algunos, el propio Pablo Herreros habría hecho uso de un discurso demagógico contra un programa concreto para presionar a una serie de empresas sin culpa alguna en lo sucedido, demostrarles el poder de los “influencers” en el mundo digital y, si de paso se tendía un puente hacia futuras colaboraciones profesionales, bien empleado estaba.
  • Lo accesorio: la hipocresía de la sociedad – Para algunos, los que alaban la decisión de las marcas de dar un paso atrás en su estrategia publicitaria y un paso al frente en lo que sería su política de responsabilidad social corporativa olvidan que su propio comportamiento arropa continuamente lo mismo que dicen criticar. Diariamente, consumimos contenidos televisivos de dudosa calidad que se mantienen en antena por sus elevados índices de audiencia, pero más allá de los medios, también consumimos e incluso trabajamos para empresas que se comportan de forma reprobable sin que hagamos nada por evitarlo.
  • Lo esencial: otra televisión es posible – Si dejamos a un lado la paja con que se ha querido rodear lo sucedido, nos quedamos con el mensaje final de Pablo Herreros: juntos podemos conseguir que la televisión sea otra cosa. Que sea un espacio de diálogo, conocimiento, cultura, entretenimiento, información… libre de carnaza, de espectáculo fabricado con retazos de dolor, de circos de tres pistas en los que las situaciones más desgraciadas se visten de payaso para confundirnos y convertirlas en series de sobremesa, parapetados en el derecho a la libre comunicación y expresión. ¿Expresión de qué? ¿Comunicación de qué? Sabemos que la televisión es un negocio, y no hay nada de reprobable en que lo sea, pero por encima de ello hay unas normas legales rigen técnicamente su funcionamiento, y unas normas sociales, a veces no escritas, que reflejan los valores de nuestra comunidad.

Si una empresa, por tomar una decisión valiente o interesada, apoya con su gesto dichos principios sociales, yo también lo daré por bueno. Si la libertad de expresión se usa como escudo para justificar cualquier comportamiento descerebrado desde una tribuna pública, yo también lo criticaré. Si Pablo abre puertas profesionales por la afinidad que genera el ser una persona íntegra que defiende sin medias tintas unas convicciones personales con criterio, sentido e inteligencia, seré el primero que lo aplauda. Si nuestra hipocresía nos lleva a criticar la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el nuestro, no seré quién lo desmienta. Pero no nos quedemos quietos y al menos ayudémonos a retirar esas molestas briznas de paja para despejar el camino por el que también terminen saliendo las vigas.

Bravo, Pablo.

Share/Bookmark

Anuncios

One comment

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Follow @molinaguerrero El altavoz de los medios sociales puso en boca de medio país, la semana pasada, la iniciativa de un compañero de profesión, Pablo Herreros. Éste quiso denunciar la decisión del programa “La Noria”, de T…..



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: