h1

No basta con una nota de prensa

26 diciembre 2011

votar

Aunque sea una situación habitual en las películas, a pocos de nosotros se nos ocurriría defendernos solos en un juicio. Lo normal es que recurramos a un abogado. En caso de incendio, llamamos a los bomberos, a no ser que no tengamos manera de hacerlo y no nos quede más remedio que extinguir las llamas por nuestros propios medios. Si nos encontramos enfermos, no vamos al mercado a pedir consejo al pescadero: acudimos al médico. Ahora bien, si se trata de comunicación, de eso sabemos todos. Como de fútbol.

Pongamos un ejemplo. En el pasado EBE de Sevilla, la ponencia inaugural corrió a cargo de David Bravo, abogado experto en derecho informático y propiedad intelectual, y una de las voces más representativas de la lucha contra la Ley Sinde. En su presentación, “Internet, propiedad intelectual y su trato en los medios de comunicación”, se permitió lanzar una crítica irónica contra la prensa. No dudó en arremeter contra los medios demostrando, en mi opinión, que desconoce aspectos básicos de su funcionamiento. Pero fue más allá al narrar una anécdota con el diario El País como protagonista en la que él adoptaba el papel de un improvisado consultor de comunicación. Error.

¿Qué sucedió? Para tratar de obtener la atención mediática sobre cierto tema, se le ocurrió utilizar la herramienta más clásica para ello: la nota de prensa. Así que redactó la suya propia y la envió a todos los medios de comunicación que pudo. El resultado, para su asombro, fue que nadie le llamó, salvo alguien de El País, medio con uno de cuyos redactores ha tenido sus más y sus menos. ¿Qué le dijo? Que no le publicarían esa información porque el día antes ya la había difundido Bravo en su blog.

Este inconveniente, que para cualquiera de los que nos dedicamos a la comunicación en una agencia o un gabinete de prensa era algo previsible, para él fue una muestra de la ignorancia y el vacío al que le someten algunos medios. Vamos, un complot en toda regla… desde su punto de vista. Su problema, sin embargo, es que estaba convencido de que llamar la atención de los medios, algo que forma parte del trabajo de los consultores de comunicación, es sencillo: ¿no basta con unas direcciones de correo electrónico, algo que querer contar y el convencimiento de que debe ser interesante para la prensa? De “storytelling”, de calendarios editoriales, de conocimiento de los tiempos de cada medio, de la importancia de la actualidad, de la necesidad de seleccionar bien los mensajes o de ser concreto, mejor no hablamos.

David atribuyó el fracaso de su nota a la falta de profesionalidad y criterio de los demás, pero no a su desconocimiento de una tarea para la que carecía de las habilidades necesarias. Lo mismo sucede, todos los días, con directivos y responsables de empresas y organizaciones que se interesan por la contratación de servicios profesionales de comunicación. Le quitan importancia a nuestra actividad porque están convencidos de que es algo que podrían hacer ellos con igual o mayor eficacia si tuvieran tiempo para ello. Pues no es tan sencillo.

Por desgracia, esa consideración lleva a situaciones ridículas que se han convertido en un clásico, tanto si hablamos de comunicación off como online. Es más, la comunicación en medios sociales sigue estando en la segunda división en lo que a emolumentos se refiere. Cualquiera que use Facebook o Twitter ya es un experto en social media, y si hablamos de pagar a alguien por gestionar y dinamizar perfiles en internet, algo que puede realizarse con herramientas gratuitas, nos basta con perfiles junior, sin experiencia en comunicación estratégica, aunque suponga dejar en sus manos la reputación y la imagen pública de una entidad.

Leí hace poco una reflexión que decía que cuando las empresas se dan cuenta de que los servicios que quieren contratar no son un buffet libre, se les pasa el hambre. Así nos va… a todos.

Share/Bookmark

Anuncios

3 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Follow @molinaguerrero Aunque sea una situación habitual en las películas, a pocos de nosotros se nos ocurriría defendernos solos en un juicio. Lo normal es que recurramos a un abogado. En caso de incendio, llamamos a los bom…..


  2. Yo no lo hubiera expresado mejor


  3. […] y que trabaja en ello. Se piensa que una entrevista la puede hacer o gestionar cualquiera, o que basta con mandar una nota de prensa para salir automáticamente en los medios de comunicación. En muchas ocasiones es pura ignorancia, […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: