h1

De #preguntaleamariano a #dondeestamariano

10 enero 2012

votar

Nuestro idioma está lleno de refranes que se adaptan que ni al pelo a las más variadas situaciones. “Cuando tus cosas más calles, menos públicas las haces”; “en boca cerrada no entran moscas”; “al buen callar llaman Sancho”; “quien calla, piedras apaña”. Parece que todos los conoce bien el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha optado por callar y delegar como tácticas de comunicación. Tanto es así que, desde que fuera investido en su nuevo cargo a finales de diciembre, va a dejar pasar casi dos meses, hasta febrero, antes de volver a comparecer frente al Parlamento para dar explicaciones sobre las primeras medidas adoptadas en la dirección del país. En rueda de prensa se le verá antes: el lunes 16, junto a su homólogo francés, Nicolas Sarkozy.

¿Dónde está Mariano Rajoy?

Por aquí parece que no se encuentra...

El pasado 30 de diciembre, tras el segundo Consejo de Ministros de la nueva legislatura, comparecían cuatro ministros del Gobierno, con Soraya Sáez de Santamaría a la cabeza, para anunciar un duro paquete de medidas económicas para atajar la crisis y cumplir con los objetivos de déficit acordados con la Unión Europea. Rajoy no acudió a la rueda de prensa para encabezar las explicaciones, y apenas se le ha vuelto a ver desde entonces, salvo en los actos de la Pascua Militar. Es cierto que los presidentes no suelen acudir a las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros de los viernes, pero se esperaba una excepción ante lo serio de los anuncios.

Las críticas en los medios sobre el papel del presidente en estos primeros días de mandato no se han hecho esperar. Más allá de lo acertado o no de las medidas del Gobierno, en lo que se refiere a la labor de comunicación son muchos los que reclaman que sea el propio Rajoy el que dé la cara para presentar, justificar y defender unos ajustes que son los más duros desde los que anunciara, en mayo de 2010, el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Hay quien apunta que esta forma de actuar de cara al público no sólo no es la más adecuada, sino que da argumentos a la oposición. Para la periodista de El País Soledad Gallego-Díaz, el problema deriva de que fuera el propio presidente el que haya asumido el protagonismo en el área económica. En sus palabras, “si realmente la situación es tan excepcional y las medidas a tomar tan extraordinarias, no puede ignorar que ese contacto es imprescindible y que solo él puede establecerlo”.

Otros no entienden que, una vez asentado en lo más alto del Gobierno, Rajoy siga esquivando a la prensa y que sean antes otros dirigentes extranjeros los que conozcan de su boca las medidas tomadas que los propios españoles, como sucederá el 16 de enero cuando se entreviste con Nicolas Sarkozy en La Moncloa.

De contestar a preguntas de la prensa, nada de nada, ni siquiera cuando se anunció la composición del nuevo Gobierno. Esta actitud está suscitando inquietud y sorpresa por lo inusual, incluso en medios extranjeros, como es el caso de la BBC, que también ha analizado el caso. Hasta parte del entorno mediático que más abogó por el cambio de Gobierno, como Libertad Digital o Periodista Digital, se preguntan dónde anda Mariano Rajoy y reclaman que salte “a la arena pública” para dar las “explicaciones pertinentes”.

Pero, ¿de verdad es tan extraño que Mariano Rajoy deje a otros miembros de su equipo que actúen de portavoces? En Grecia, por ejemplo, ha sido el ministro de Finanzas, Evangelios Venizelos, el encargado de anunciar los últimos recortes, aunque su posición no deja de ser eventual: en abril habrá elecciones anticipadas. En Irlanda, sin embargo, el primer ministro, Enda Kelly, anunció su plan para reducir el gasto público en 3.800 millones de euros en una intervención televisada (y parodiada por sus conciudadanos):

En Italia, fue el propio Mario Monti, sucesor de Berlusconi como primer ministro, el que se sentó ante los medios para anunciar personalmente sus primeras y drásticas medidas. El protagonismo, sin embargo, fue para la ministra Elsa Fornero, que rompió a llorar cuando detalló las implicaciones para los pensionistas italianos:

¿Y en Portugal? El primer ministro Pedro Passos Coelho fue el encargado de detallar su plan de ajuste ante los medios, sin necesidad de comparecer rodeado de su Gobierno. No era para menos, considerando que el país tuvo que ser “rescatado” en mayo con una inyección de 78.000 millones de euros:

Si hay alguien en quien fijarse en este terreno, es el presidente estadounidense, Barack Obama. En su caso, no está en su agenda delegar los grandes anuncios a otros miembros de su gabinete. Así, con pompa, cámaras y flashes, presentó en 2010 un ajustado presupuesto para afrontar la crisis económica:

Para los humoristas gráficos, la situación está dando su juego. En internet, también. Los tuiteros han puesto en marcha el hashtag #dondeestarajoy para hacer sus propias cábalas, reclamar la presencia del presidente ante los focos y, sobre todo, ironizar sobre los hechos, como ya sucediera con el fallido intento de movilizar al electorado mediante la etiqueta #preguntaleamariano.

¿Hace bien Mariano Rajoy en no ser él mismo el que comunique las decisiones impopulares y se ponga a tiro de las preguntas de la prensa? Si pensamos que sí, puede ser por varios motivos:

  • Es su estilo. Nunca lo ha hecho con frecuencia ni tiene por qué hacerlo ahora. Si siendo así ha llegado a presidente, ¿por qué iba a cambiar ahora?
  • No daña su imagen. Dejando que sean otros los que sean asociados con las medidas de recorte, sobre todo con el aumento de impuestos, logra mantenerse al margen de polémicas y se reserva para grandes ocasiones en las que pueda dar un mensaje más positivo.
  • No monopoliza el poder. Como buen gestor, delega en su equipo y confía en él en vez de asumir todo el protagonismo.
  • Confía en el cansancio de los demás (si es que esto es un punto a su favor). Para algunos, tanto en el mundo de la política como en el de la empresa, las negociaciones son una mera cuestión de fuerza: el primero que se agote, pierde. Y él no está dispuesto a derrochar fuerzas en ruedas de prensa.

Ahora bien, también hay argumentos para pensar lo contrario:

  • Carece de habilidades comunicacionales. Si no comparece es porque se siente inseguro, incómodo e incapaz de dar explicaciones fluidas y bien armadas, y menos aún de forma espontánea a preguntas de los periodistas. Por algo sus apariciones ante la prensa suelen repartirse con cuentagotas y, a menudo, sin preguntas.
  • Reconoce sus contradicciones, pero no quiere admitirlas en público. En su etapa en la oposición, reclamó insistentemente al Gobierno comparecer y dar explicaciones, que es justo lo que no está haciendo ahora. Asimismo, apostó por medidas que, en algunos casos, son lo contrario a las primeras decisiones adoptadas.
  • Deteriora la confianza de la opinión pública. Incluso parte de sus votantes se reconoce desconcertada por su ausencia. Justo en un momento en el que la confianza de la sociedad en la clase política por su papel en la crisis está por los suelos, lo que menos ayuda a recuperar el optimismo es ignorar a la opinión pública. Y los medios son un altavoz de la opinión pública, por mucho que le cueste reconocerlo.

Empezaba esta entrada con unos cuantos refranes. Hay uno que reza: “quien calla, otorga”. Pues eso.

Share/Bookmark

Anuncios

2 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Follow @molinaguerrero Nuestro idioma está lleno de refranes que se adaptan que ni al pelo a las más variadas situaciones. “Cuando tus cosas más calles, menos públicas las haces”; “en boca cerrada no entran moscas”; “al buen …..


  2. […] De #preguntaleamariano a #dondeestamariano, de Carlos Molina. […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: