h1

Media docena de cosas que me hartan del Social Media

31 mayo 2012

votar

Me va a permitir José Esteban Mucientes que tome prestado la mitad del nombre de uno de los proyectos web en los que participa, Unadocenade, para expresar aquí mi tremenda frustración y descontento con algunos aspectos del Social Media. Sí, amigos: hay cosas que me fastidian, que me ponen de los nervios, que me irritan de este mundillo de los medios sociales. Hoy me ha poseído el espíritu más ácido de Mr Pessimist.

Seis cosas que me hartan del Social Media

Foto: Christiem

Necesito sacarlo de dentro de mí, compartir todo esto con vosotros para quedarme a gusto y en paz. Os invito a que, al final, vosotros también aportéis vuestro granito de arena y os desfoguéis en los comentarios… si os quedan ganas.

1. No da tiempo a estar actualizado – Juro que lo intento. Con todas mis ganas. Tengo el lector de RSS bien cargado de enlaces; trabajo con TweetDeck en segundo plano con varias columnas de búsqueda abiertas para no perder detalle de todo lo que se publica en torno a determinadas palabras clave; hasta he instalado la plataforma Mention en mi ordenador para hacer un seguimiento en tiempo real sobre términos de búsqueda que me interesan. Ni por esas. Siempre hay algo que se te escapa: una nueva red social para propietarios de hurones; una funcionalidad de Facebook que te permite repasar las estadísticas de tu página mientras rellenas un crucigrama en el baño; una app para el móvil con la que se sincronizan tus perfiles en Twitter y Google+ con el felpudo de la puerta. Así que, para disimular, retuiteas cualquier enlace que parezca dirigir a algo inteligente, práctico y de vital importancia, y luego pasa lo que pasa.

2. Menos decir y más hacer – Lo anterior conlleva que, al final, somos cientos… que digo cientos: miles de personas hablando de Social Media, de nuevas plataformas y de cosas extraordinarias que se pueden hacer y conseguir con estas herramientas. Pero, ¿las usamos? ¿Le hemos encontrado a todo una utilidad? Si la respuesta es “sí”, perfecto, pero ¿en qué caso concreto las estamos usando? ¿O no lo hacemos porque, con tanto hablar no nos da tiempo a hacer?

3. Demasiado buen rollo – Después de decir esto me llevaré un saco de “unfollows” y se acabarán mis esperanzas de aparecer en la portada de Bitácoras (tal vez vaya de rebote a Menéame, pero me pondrán a caldo en los comentarios). La cuestión es que se teoriza mucho sobre qué es Social Media. “Social Media son relaciones entre personas, es buen rollo, es cercanía con tus públicos, aprender a conversar y a integrarte con tu comunidad.” ¡Genial, es la viva descripción de una comuna hippy! Ahora se lo contamos a las empresas que se están interesando por este entorno y que tienen la legítima intención de obtener un retorno por los recursos que invierten en cualquier actividad que realizan, incluido tener presencia en Social Media. Los medios sociales también pueden ser mejora de procesos, generación de nuevos productos, canales de venta directa, atención al cliente… pero parece que si quieres ser rentable eres menos “hippster”.

4. Famosos porque sí – Hablaba esta semana con mi compañero Stephan Fuetterer y con el subdirector de la revista Emprendedores, Fernando Montero, sobre la era que estamos viviendo. Es el tiempo de la “marca personal”, del “yo, yo y yo”. Se nos invita a vendernos para todo lo que hacemos e incluso para lo que no hacemos. Es el momento de los más creativos, de los que saben adornar su perfil con una infografía, de los que despliegan su conocimiento en forma de blog de cabecera, de los que influyen porque sí. Pero por favor, en muchos casos no levantes el edredón para ver qué actividad productiva realizan, qué ingresan o si los que han trabajado con ellos se llevaron una grata sorpresa o una desagradable experiencia. Es lo que tiene tanto buen rollo.

5. Mide lo que más te convenga – Nunca como en este momento se pudieron medir mejor las consecuencias de cada acción de comunicación que llevamos a cabo. Somos capaces de saber su alcance, cuánta gente leyó qué, a qué hora lo hizo, qué pensó sobre el tema, si lo compartió, qué nivel de alcance tiene la comunidad a la que te diriges, qué capacidad de influencia logras, qué camino siguen los consumidores para llegar a tu página, qué haces bien y qué haces mal. Pero cuanta más información podemos acumular, más tenemos entre lo que escoger, y a menudo lo hacemos como nos da la gana. Incluso para mal. El día en que el incremento de fans a raíz de una acción de Social Media lo relacionemos con la evolución de número de pedidos recibidos o con la disminución de gastos por la desviación de gestiones de soporte al cliente a canales sociales empezaremos a hablar un lenguaje con más sentido.

6. CanSEOncio – Vigila el titular. Cuida tus palabras clave. Siembra la Red de enlaces que apunten a tu sitio. Date de alta en directorios. Cuidado con los autoenlaces. Trabaja el SEO, pero como sin que se note demasiado. ¡Por Dios, si hasta yo mismo he recurrido a un titular con carnaza y una disposición con viñetas enumeradas para llamar la atención de Google!

¡Uff! Gracias, amigos. Ahora me encuentro mucho mejor. He expulsado toda esta mala bilis que me corroía por dentro y he limpiado mi alma. Ahora, voy a ver si comparto todo esto en mis plataformas y logro mejorar la tasa de rebote del blog. 😉

Anuncios

8 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Seguir @molinaguerrero Me va a permitir José Estaban Mucientes que tome prestado la mitad del nombre de uno de los proyectos web en los que participa, Unadocenade, para expresar aquí mi tremenda frustración y descontento c……


  2. Hola Carlos: totalmente de acuerdo en todos los puntos que has dicho. Yo añadiría otro: ¿Quién elabora las listas de gente “imprescindible” para seguir en Twitter si quieres estar al día en Social Media? Hay muchos a los que empiezas a seguir y no publican ni un solo tweet con información interesante!!


    • Vaya, veo que podemos llegar a la docena completa de cosas. ¡Vamos a ponerle sentido común a este sector! 🙂


  3. Hay muchas más de 12, estoy seguro. Lo que pasa es que si le añades sentido común al Social Media, te quedas casi solo. A mí me harta, por ejemplo, el mal uso de la palabra influir (seamos realistas, ninguno de esos ‘influencers’ que aparece en listas tiene la capacidad para cambiar la realidad chunga que nos rodea). De momento va ganando la cháchara, a ver si conseguimos darle la vuelta al partido.


    • Gracias, Txema. En realidad, he dejado 6 elementos en la listas por cosas del SEO y tal (que si la gente no lee más de pantalla y media, que si el tiempo máximo de lectura sin vídeos es de 1:30… vamos, que soy un esclavo de los convencionalismos). De todas formas, yo creo que no nos quedamos solos. Con Pascual Drake podemos montar un club selecto. Invito a la primera ronda.


  4. […] background-position: 50% 0px ; background-color:#222222; background-repeat : no-repeat; } mrpessimist.wordpress.com – Today, 2:26 […]


  5. […] on mrpessimist.wordpress.com Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta […]


  6. Gracias por la información, creo que es una gran aportación para mi desarrollo como estudiante, me decidí a estudiar una licenciatura online en UTEL http://www.utel.edu.mx/ 😀 me siento muy motivado.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: