h1

Y a mí que no me cae mal Enrique Dans…

18 septiembre 2012

votar

Ahora que todos nos hemos hecho un hueco en este mundo de los medios sociales y podemos opinar sobre cómo los utiliza el resto, sacamos a pasear el látigo para fustigar a los que consideramos presuntuosos, falsos, vacíos y presumidos. Es un ejercicio que realizamos de forma regular, como el ritmo de la respiración: ahora critico, ahora me relajo, ahora critico, ahora me relajo… Así, de vez en cuando se pone de moda hablar de los gurús, de aquellos que van de sabios por la Red y no comparten conocimiento, sino que se venden a sí mismos y dialogan poco con los demás. Y si hay que poner a un gurú como ejemplo, acudimos a Enrique Dans, que para eso es de los más leídos en España. Leña al mono que es de goma.

El Blog de Enrique Dans

Lamento decirte que lo de darle caña a Enrique Dans ya no es “trendy”. Al contrario. Sucede a intervalos regulares de tiempo, y viene pasando así desde hace, al menos, una década. Yo mismo me he sorprendido bromeando en privado con amigos, recriminando éste o aquél uso que hacía de Twitter, poniendo bajo tela de juicio el valor de cierta conferencia impartida en un evento del sector. Pero se acabó. Nada de lo anterior evita que no me caiga mal, y te contaré por qué desde un punto de vista periodístico.

Disponibilidad

– Lo que ven los críticos.- Enrique Dans está en todas partes, en todos los medios. Si abres el periódico, te asalta en una columna de opinión; si escuchas un programa de radio, su voz surge para contextualizar la última noticia destacada en el mundo de la tecnología; si abres un paquete de copos de maíz… aún no se le ha visto dentro de uno, pero todo se andará. Está obsesionado con que su nombre aparezca en todas partes.

– Lo que ven los periodistas.- Está disponible. Disponible, por si hace falta explicarlo, significa que cuando un periodista necesita opiniones para analizar una información, la suya es la que rara vez falla. Lo llamas y se pone al teléfono. Le escribes un correo electrónico, y te responde. Dejas un comentario en su blog consultándole algo concreto, y recibes una respuesta. ¿Sucede eso con otras personas de las que podríamos esperar cosas más interesantes aún? La respuesta es sencilla: no. En la mayoría de los casos, cuando un periodista busca una opinión se encuentra con la reticencia de la persona consultada, además de con condiciones que sólo obstaculizan su trabajo (“llámame más tarde”, “concrétame más el tema”, “ahora no puedo atenderte”, “pásame las preguntas por correo y ya veré”). Dans sí entiende a la prensa, y por eso la prensa acude a él.

Conocimiento

– Lo que ven los críticos.- Este tipo parece que sabe de todo. Cada día te habla de un concepto nuevo del que seguramente se ha informado “ad hoc” para parecer más sabio. No domina nada en particular, pero parece el más listo. Prefiere arriesgar su ignorancia hablando que guardar un prudente silencio.

– Lo que ven los periodistas.- No vive al margen de la actualidad informativa. Lee, se documenta, relaciona conceptos con otras experiencias personales que ha vivido a lo largo de su carrera y se forma una opinión. Puede que no sea la mejor, ni la más original, pero tiene una opinión argumentada que da pistas al periodista que necesita profundizar en un tema que tampoco domina. Traducido: te echa una mano si te hace falta.

Marca personal

– Lo que ven los críticos.- Es un aprovechado. Todo lo hace por promocionarse a sí mismo, por venderse él. Calcula todo lo que hace para que hablemos de él, para asociar su nombre a los temas del momento, y lo hace en formato multiplataforma y multiformato. Otra cosa tal vez no, pero el SEO debió de inventarlo él. Allá el Instituto de Empresa con servirle de plataforma para darse publicidad a sí mismo…

– Lo que ven los periodistas.- Pocos te contarán que les llamó Enrique Dans para colocar en su medio una opinión suya. Más bien es al contrario, y eso es producto de una buena labor de marca personal a través de un blog potente y las referencias de otros colegas de profesión. Si luego las entrevistas que le hacen las aprovecha para generar nuevo contenido en su bitácora, mejor para él. A fin de cuentas, no debe de ser fácil actualizarla todos los días. Y en cuanto al valor que aporta al Instituto de Empresa, habría que preguntar a éste cuántos de sus alumnos se matriculan para tenerlo como profesor. Seguramente, el IE ya ha hecho un cálculo del ROI y le sale positivo.

Ahora podrás pensar que esto lo escribo para hacerle la pelota a Enrique, para congraciarme con él y sacar algún beneficio de ello. Dirás que pesa en mí la polémica que generó con sus artículos sobre la labor de las agencias de comunicación. No veo qué gano con eso ni van por ahí los tiros, pero estás en tu derecho a pensarlo. A fin de cuentas, esto es Mr Pessimist y llevaba dos meses de silencio en este blog. Ya iba siendo hora de ponerle fin a la racha. Bienvenidos.

Anuncios

9 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Seguir @molinaguerrero Ahora que todos nos hemos hecho un hueco en este mundo de los medios sociales y podemos opinar sobre cómo los utiliza el resto, sacamos a pasear el látigo para fustigar a los que consideramos presuntu……


  2. Genial post, ya solo con el título me has enganchado.
    Un saludo


  3. Es tal coñazo buscar temas, documentarse sobre ellos y escribir TODOS los días de tu vida, que sólo por eso yo siempre defiendo a Enrique Dans en público y en privado (con mi correspondiente tanda de hostias…).

    Ojalá mi día a día me dejase la opción de currar en mi blog y escribir un artículo al día; pero aun teniendo el tiempo, seguro que no tendría ni de coña la constancia de no fallar ni un día. Y ese esfuerzo -junto con los que describes- tiene muchos premios que se traducen en esa marca personal y en esa visibilidad que, de una forma o de otra, a Dans le da negocio.

    Quien cuestione eso, quien diga que eso lo hace cualquiera, que se atreva a decirlo en público y demuestre que es capaz de ser igual de perseverante en el trabajo propio como en criticar el ajeno. Un saludo!


    • Así es, Pablo. Lo fácil es despreciar al popular, al famoso, al que se lleva la atención de los focos -a su pesar a veces- y la desvía de nosotros por méritos propios. Mi experiencia personal con él la he corroborado con varios periodistas y la conclusión es la misma: SIEMPRE RESPONDE. Si a eso le sumas la dedicación y el esfuerzo que le pone a su proyecto profesional (y ojo, que sus posts no son dos párrafos de nada, como tú y yo sabemos que se gastan otras figuras), me merece todo el respeto. ¡Un abrazo!


  4. Poco que decir, además de darte las más expresivas gracias por tu entrada. Solo soy un profesor que intenta mantenerse al día y que, ya que tiene que hacerlo para dar sus clases y porque obviamente le gusta, intenta además aprovecharlo para otras cosas: para divulgar, para aprender más, para compartir, para generar debate, para guardar un repositorio…


    • Pues sigue así, Enrique. Me consta que, además, en lo que se refiere a comunicación y relaciones con los medios, esa dedicación a tu trabajo y tu disponibilidad son lo que le salva el día a muchos periodistas. Más de un portavoz debería de tomar nota. ¡Saludos!


  5. Vale, acabo de leer esto y yo, que hace tiempo que no meto con Dans nada más que en momentos puntuales, ¿ahora qué hago? 😛


    • Tú sigue en tu línea y no vayas a cambiar ahora, no vaya a ser que empecemos a preocuparnos de verdad 😛



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: