h1

Diez preguntas para aclarar el escándalo de la falsa foto de Chávez en El País

29 enero 2013

votar

El autor de este blog no ha desaparecido. Regularmente, publica en www.mediossociales.es, pero la falta de tiempo le obliga a mantener esta bitácora en estado de espera. Sin embargo, hay situaciones, hechos, noticias, que le impiden retener a Mr Pessimist. Es el caso de la famosa foto falsa del presidente venezolano, Hugo Chávez, publicada en la primera página de El País el pasado jueves.

La falsa foto de Hugo Chávez, en la primera de El País

El diario reconoció su error, retiró de la circulación los ejemplares afectados (al menos, los que no había vendido o no correspondían a suscriptores) y pidió disculpas en la web por el suceso. Posteriormente, dio explicaciones. Primero, de forma escueta. Luego, a través del Defensor del Lector. Finalmente, hizo un relato de los hechos mediante un reportaje de sus periodistas José María Irujo y Joseba Elola. Todo muy bien, ¿verdad? Pues a Mr Pessimist le parece que no, y que tanto el reportaje como el Defensor del Lector han sido capaces de esquivar con arte y salero algunas cuestiones que al que aquí firma le parecen fundamentales y que en ningún momento se plantean los investigadores del diario.

Las preguntas que se hace Mr Pessmist después de leer las explicaciones de unos y otros son las siguientes:

1. ¿Por qué el director, Javier Moreno, afirma que la petición de 30.000 € por la imagen le pareció “la típica subasta de periódicos” en la que no quería entrar, y sin embargo terminó entrando y pagando 15.000 €? ¿Por qué pone por delante sus escrúpulos si termina haciendo lo contrario de lo que su conciencia le dicta?

2. ¿Por qué las reticencias se centran, tras la sorpresa inicial, en la forma en que la foto ha llegado a ellos, y nunca en si el tipo que está tumbado en la camilla es o no Chávez? ¿Pudo más el deseo de que fuera Chávez para apuntarse una exclusiva que la obligación de hacer su trabajo?

3. ¿Por qué confiaron ciegamente en una agencia gráfica especializada en fotos de sociedad o “corazón”, pero que carecía de trayectoria destacada en información de este tipo?

4. ¿Por qué, durante el proceso de decisión, nadie se cuestiona la ética de abrir el diario con una persona intubada en un hospital? ¿Por qué alegan el supuesto interés público de la foto, si de la misma manera que nadie sabía con certeza cómo ni cuándo se tomó, tampoco nadie podía saber si el presunto Chávez estaba, en aquellos momentos, en ese estado, que era lo único que habría podido justificar su difusión porque habría desmentido la versión de las autoridades venezolanas?

5. ¿Por qué decidieron los que lo hicieron que ellos se bastaban para determinar la validez de la fisonomía del fotografiado (en escorzo, además) si están mucho menos expuestos a la imagen de Chávez que un venezolano? Si el protagonista fuera el primer ministro japonés y considerando lo que le cuesta a un occidental diferenciar entre sí a asiáticos, ¿también decidirá Moreno si la foto es válida o no?

6. ¿Por qué optaron por ocultar la información al corresponsal del diario en Venezuela basándose en la inseguridad de las comunicaciones, pero sí se lo dijeron al articulista Moisés Naím en Davos, también de origen venezolano? ¿Qué pensará a partir de ahora Ewald Scharfenberg de sus jefes en Madrid? Y por cierto, ¿qué clase de vías de comunicación seguras tiene El País con su corresponsal en Caracas?

7. ¿Por qué el director adjunto asegura que se siguió adelante porque nadie le transmitió “dudas serias sobre la conveniencia de no publicarla o sobre su autenticidad”, y Javier Moreno añade a continuación que nadie le dijo que “había muchas dudas” en Madrid, donde se estaba analizando la situación? ¿Quién miente?

8. ¿Por qué considera Javier Moreno que la apostilla con que se publicó la foto reconociendo que no se había verificado “de forma independiente” era una manera de dar más información al lector y no una excusa por si la habían cagado? ¿Desde cuándo decir que no tienes información es dar más información?

9. ¿Por qué no encargaron a cualquiera de sus expertos en medios y redes sociales que buceara en la Red para encontrar información sobre la foto, si el tema coleaba desde hacía días? ¿Es que confiaban más en la agencia Gtres Online que en sus empleados?

10. ¿Por qué parece que la presencia de Javier Moreno en la Cumbre de Davos le ha permitido distanciarse del error, cuando la decisión final de algo tan importante sólo le corresponde a él?

Y ahora, dos preguntas de postre. La primera, para Gtres Online:

11. ¿Por qué la agencia tardó tan poco en explicar la verdadera ruta que siguió la fotoWhatsapp mediante– una vez que se destapó el percal, y fue incapaz de hacerlo en los días anteriores a todo aquel al que quiso vendérsela?

La segunda, para el diario de la competencia:

12. Si El Mundo hubiera contado con 30.000 €, e incluso con 15.000 € para hacerse con la foto, ¿la habríamos visto en la primera del diario?

Anuncios

3 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Seguir @molinaguerrero El autor de este blog no ha desaparecido. Regularmente, publica en http://www.mediossociales.es, pero la falta de tiempo le obliga a mantener esta bitácora en estado de espera. Sin embargo, hay situaciones, h……


  2. […] Diez preguntas para aclarar el escándalo de la falsa foto de Chávez en El País […]


  3. Reblogged this on Blog / LUIS FRANCISCO INDRIAGO.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: