Posts Tagged ‘reputación’

h1

Anoche tuve un sueño “social media”

21 octubre 2011

votar

Anoche tuve un sueño. Fue un sueño “social media”. En mi sueño, me dedicaba a gestionar la reputación digital de una empresa a través del manejo de sus diferentes perfiles sociales. Actualizaba su cuenta de Twitter, creaba grupos de debate en LinkedIn y publicaba nuevos estados en su página corporativa. Compartía documentos en SlideShare e incluso buceaba en foros especializados para contestar dudas y dejar recomendaciones. Nada que no se salga de las tareas habituales de un community manager. Pero entonces pasó algo.

Como era un sueño, te puedes permitir hacer cosas que, de otra manera, no podrías, como la ausencia de corporeidad, volar en vez de andar o, directamente, verlo todo como si fuera una película en blanco y negro (algunos dicen que no soñamos en color, pero no sé cómo se demuestra eso). De esta manera, pude comprobar que el “me gusta” con el que un usuario marcaba un comentario en el muro de Facebook de mi cliente provenía de un perfil falso, generado por una persona a la que se supone que conocía pero que empleaba diferentes entidades en la red de Zuckerberg para gestionar sus contenidos y, a su vez, los de terceros.

Read the rest of this entry ?

Anuncios
h1

Vigalondo, De la Iglesia, Bisbal y la madre que parió a Twitter

4 febrero 2011

votar

Cuando a principios de diciembre de 2009 se produjo aquella publicitada reunión entre la ministra de Cultura Ángeles González Sinde y un grupo de personalidades del ámbito de la Red en España, tuve el convencimiento de que asistíamos a la mayoría de edad de Twitter. Aunque a la larga se ha podido ver que aquello no tuvo consecuencias efectivas sobre la tramitación de la polémica “ley Sinde”, el hecho de que los participantes tuitearan en directo lo que sucedía dentro me pareció un hecho relevante por sí sólo. Pero no. Lo más significativo estaba por llegar.

Nacho Vigalondo se despide en su blog en Elpais.com

Primero abrió el fuego Álex de la Iglesia, no tanto por convocar su propia reunión con personalidades de la Red hispana, sino por utilizar Twitter como su canal público de expresión y terminar dimitiendo, en parte, por la incapacidad para separar su cargo como presidente de la Academia de Cine de la representatividad de sí mismo. Luego llegaron las revueltas en Túnez y Egipto, donde Twitter se convertía, una vez más, en “pulsómetro” (todos los derechos reservados por la Cadena Ser) del pueblo y fuente ¿autorizada? de noticias. David Bisbal revolucionaba luego el patio con un mensaje en su perfil sobre la situación, las pirámides y el turismo caricaturizado con el hashtag #turismobisbal. Y por último, el director de cine Nacho Vigalondo caía en una espiral de descrédito y apoyo a partes iguales por experimentar con su perfil en internet que ha terminado implicando su linchamiento en medios cinematográficos, la cancelación de una campaña publicitaria multimedia para Elpais.com y el cierre de su blog en este portal. La madre que parió a Twitter…

Read the rest of this entry ?